6 cosas que probablemente desconocías sobre el Karma

El karma, aunque es un principio espiritual, es también una ley universal que, de acuerdo a muchos, Newton demostró con la Ley de la Acción y la Reacción.

COMO TRABAJA EL KARMA

A través de los miles de años que vivimos en este u otros ámbitos, hemos activado una serie de eventos, como una reacción en cadena. En cada momento que respiramos; actuamos, pensamos y sentimos, causando un cambio en el plano astral y físico. Este cambio de energía se convertirá más tarde o instantáneamente en eventos reales que se transformarán en nuestra realidad.

En otras palabras, lo que ahora llamamos “realidad” es simplemente el resultado de todas nuestras acciones, pensamientos, oraciones y maldiciones de nuestro presente y de nuestras vidas pasadas.

Sin más preámbulo, echemos un vistazo a algunas cosas valiosas que probablemente desconoces sobre la Lay Kármica.

1.       El karma está presente ahora para evitar que suframos en el futuro: La ley kármica no está aquí para castigar ni para juzgar. El karma no es una entidad individual que pondera nuestras acciones solo para recompensarnos o castigarnos. El karma es un mecanismo cuya fuente es nuestro espíritu mismo. Somos parte de eso.

2.       El propósito del karma es liberarnos de este reino: Todo el sufrimiento, todas las recompensas, todos los desafíos están aquí para enseñarnos el camino correcto para nosotros. La Ley Kármica está aquí para ayudarnos a evolucionar y asegurarnos la libertad en este plano de existencia.

3.       Hasta el más mínimo esfuerzo cuenta: No deberías decepcionarte cuando sientas que estás en el fondo del océano. Incluso el más mínimo esfuerzo puede ayudarte a cambiar esta reacción en cadena. Solo un cambio de opinión es suficiente para brindarte lo que anhelas.

4.       El Karma está científicamente comprobado: Hacer el bien realmente afecta nuestro cerebro. Esto estimula una retribución positiva que en realidad puede sanarnos a nosotros mismos y afectar nuestras vidas de maneras inimaginables.

5.       Comprender el Karma nos ayuda a liberar la ira: Una vez que entendemos que casi todo lo que está sucediendo es causando por pensamientos y acciones humanas, nos hace responsables. Sin este conocimiento, estamos perdidos en el infierno de la ignorancia, el odio y la ira causados por nuestra miseria. Comprender la Ley Kármica nos libera de este dolor     y nos coloca en el asiento del conductor.

6.      El Karma siempre puede ser cambiado: Una vez que entendemos que somos responsables de nuestro pasado, presente y futuro, nos da la oportunidad de cambiarlo. Por supuesto, no tenemos que cambiar de inmediato, pero en algún momento haremos el movimiento correcto. Tómate tu tiempo y planea, no hay límite en el tiempo.

Déjanos un comentario :)