6 pasos sencillos y efectivos para recordar tus sueños

Se sabe que si no puedes recordar tus sueños se vuelve mucho más difícil tener sueños lúcidos, por lo que para empezar debemos centrarnos en aumentar la memoria de los sueños recordados.

Quizás eres uno de los afortunados que puede recordar la mayoría de sus sueños, pero si no, hay soluciones para ello y es que hay diversos métodos probados para lograrlo, por lo que con unas pocas semanas de práctica serás capaz de recordar más y más sueños.

Para empezar debemos formularnos la pregunta ¿Realmente me gustaría recordar la mayoría de mis sueños? ¿Podría estar bloqueando inconscientemente mi memoria porque tengo miedo de lo que podría ver? Se honesto con las respuestas y procede a los siguientes pasos:

1.       Despertar sin moverse: Después de despertarte, no abras los ojos. No te muevas, mantente acostado perfectamente quieto.

2.       Se lento: Date tiempo para recordar. No te despiertes pensando en las cosas que tienes que hacer ese día. No permitas que tu mente inunde tus pensamientos porque el recuerdo de tu sueño comenzará a desvanecerse o desaparecer por completo. Deja que tu mente se concentre en lo que acabas de soñar.

3.       Deja que tu mente divague: Permite que tu mente deambule por la imagen mental que tiene. Una vez que recuerdes parte de tu sueño, relájate y deja que el resto del sueño se una como un rompecabezas.

4.       Divaga por la lista de sueños en tu mente: Si no tienes absolutamente ninguna memoria inicial, comienza a recorrer la lista de sueños en tu cabeza. Esta lista debe incluir personas que conoces, actividades, lugares, comida, olores, música, cualquier cosa que pueda estimular fragmentos de sueños que flotan en la superficie.

Permite que tu mente deambule por esta lista y se pregunte si una cierta persona o un lugar determinado fueron parte del sueño. El movimiento a menudo está en los sueños, así que trata de recordarlo ¿Caminaste, volaste, corriste? Las emociones en los sueños también son muy dominantes, así que piensa en tu estado de ánimo ¿Estabas feliz o estabas asustado, confundido o sorprendido? Es solo una cuestión de recordar una pista importante, después de eso, será más fácil encontrar el camino que conducirá a los recuerdos.

5.       Piensa y pregúntate sobre momentos pasados: Intenta volver a un recuerdo desde el punto que puedas recordar. Si puedes recordar una parte del sueño, pregúntate cómo llegaste allí o cómo aparecieron ciertos objetos allí ¿Los encontraste, te fueron dados? Un fragmento generalmente llevará a otro. El sueño comenzará a tomar forma y tu memoria será impulsada a recordar más.

6.       Toma nota de tus sueños: Una vez que los recuerdas, o al menos una importante parte, toma nota de ellos en un pequeño cuaderno que podrás tener en la noche de mesa o a un lado de la cama. Escribir sobre nuestros sueños nos ayudarán a recordarlos de manera más eficiente y lograr los sueños lúcidos.

Estos pasos son generales, puedes probarlos para tratar de recordar la mayoría de sueños que tienes, el primer paso para lograr los sueños lúcidos. Cuéntanos ¿Tienes alguna otra técnica que te permite recordar tus sueños?

Déjanos un comentario :)