Arrastrando el karma de tu familia, como liberarte de los lazos energéticos de tus antepasados

Empecemos mencionando que el karma familiar es aquella que pertenece a tu línea de sangre ancestral, desde tus padres hasta ti. Supongamos que tu padre era el más desarrollado espiritualmente dentro de tu familia y que tenía cinco hermanos, él sería el portador de “bloqueos energéticos” en la línea kármica familiar. Él lleva dicha carga desde el momento en que nació y continuará haciéndolo toda su vida a menos que se libere. Por lo tanto, es una transmisión de energía ya sea a través de medios físicos y verbales o completamente energética y subconsciente.

Puede afectar la forma en la que interactúas con tu familia en un nivel inconsciente.

Si te consideras sensible y naces de dos padres espiritualmente agobiados, puede parecer que llevas el doble de carga.

Pero ¿Cómo reconozco que soy el portador del karma familiar? Resaltamos algunas de las siguientes características:

–          Eres la persona más espiritualmente desarrollada y la más consciente entre tus padres y hermanos.

–          Siempre te has sentido diferente de tu familia; has sentido una gran distancia de quiénes son y cómo se comportan.

–          A veces, de manera inexplicable, te enfermas y tienes la sensación de que llevas el peso del mundo sobre tus hombros.

–          Te has enredado en extraños asuntos familiares más de una vez.

–          Reconoces los patrones familiares en tus padres y antepasados, y los entiendes lo suficiente como para cambiarlos.

A partir de este punto, si reconoces que eres tú el “desafortunado” portador del karma familiar, ¿Cómo puedes cortar lazos?

Es posible que las personas no te entiendan cuando dices “diferente” y en desacuerdo con su perspectiva de vida. Liberar los lazos con la energía parental significa ante todo liberar la energía de tu propia mente y emociones. Se trata de mirar hacia adentro y descubrir en qué medida vives según el conjunto de ilusiones de tus padres, por lo que de acuerdo a ellos, se debe y no se debe hacer, las mismas que fueron basadas en sus miedos y juicios.

Una vez que tengas claro esto y puedas dejarlo ir, serás libre de poder perdonarlos y realmente “abandonar la casa paterna”. Por lo tanto, corta las cuerdas en el nivel interno y asumir la responsabilidad de tu propia vida, de esa manera habrás declarado “no” a los miedos e ilusiones de tus padres quienes también son viajeros cósmicos que simplemente intentan cumplir su misión del alma.

Ahora ¿Cómo puedes transformar patrones familiares?

Se necesita una profunda introspección y, a veces, meditación para llegar al centro de cualquier problema recurrente en tu vida.

Son el resultado de patrones de comportamiento que, una vez que las entiendas completamente, puedes comenzar a cambiar.

Esto lleva tiempo, y todo comienza con la elección “Quiero ser mi propio amo, mi propia energía, mi propia alma, mi propio portador del karma. Soy mi propio proveedor”

Recuerda que uno de los pasos principales es creer que lo puedes lograr.

Déjanos un comentario :)