¿Asesinó el gobierno a este investigador de conspiraciones alienígenas?

“Si algo llega a pasarme…investiga” fue el último mensaje que recibió la madre del teórico Max Spiers, quien luego moriría vomitando alrededor de 2 litros de un misterioso líquido negro, la causa de muerte se determinó como “causa natural” a pesar de que no se llevó a cabo ningún examen del cuerpo ¿Fue alguien el culpable de la muerte de este británico?

Este hombre británico que viajó a Polonia para dar una conferencia sobre teorías conspirativas fue encontrado muerto en su apartamento de Varsovia cuando estaba llevando a cabo una investigación sobre aparente pedofilia en una instalación del ejército estadounidense en San Francisco hace unos 30 años. Antes de su muerte, Spiers le mandó un perturbador mensaje de texto a su madre “Tu muchacho está en peligro, si algo llega a pasarme, investiga” Ahora ha surgido la teoría de que Spiers estaba investigando ciertas denuncias de abuso sexual contra niños, que habrían sido cometidas en una base militar en California por empleados que actuaron bajo la influencia de un culto satánico.

En el año 1987, el Ejército de los Estados Unidos demolió un centro de cuidado de niños en su base de presidio en el norte de California justo un año después de que alrededor de 60 niños fueron abusados sexualmente. Un funcionario del ejército, el teniente coronel Michael Aquino, fue presuntamente uno de los participantes en el abuso y era además conocido como el fundador confeso de un movimiento satánico conocido como El Templo de Set. A pesar de los rumores de su participación en el abuso además de una investigación policial, nunca fue acusado de ningún cargo.

Spiers estaba investigando el caso ya que tenía sospechas de que Aquino formaba parte de un movimiento satánico más grande que implicaba el abuso sexual de niños como un ritual, esto en San Francisco a finales de los años 80, poco antes de su muerte, el investigador confesó en el canal de YouTube polaco PorozmawiajmyTV que estaba involucrándose cada vez más en la historia y que como resultado su vida podría estar en peligro.

La madre del joven también estaba preocupada, indicando que sus investigaciones sobre ovnis y encubrimientos por parte del gobierno podrían haberle hecho ganar enemigos que lo querían ver muerto “Estaba exponiendo quiénes eran peligrosos en el mundo político y de entretenimiento” indicó la mujer “Estas personas parecían estar envueltas en áreas muy oscuras y peligrosas en el mundo”

Su inexplicable muerte y posterior trato por parte de las autoridades, dejó a muchos seguidores convencidos que fue asesinado por agentes del gobierno.

Teóricos de conspiraciones están convencidos de que los “cazadores de OVNIs” que se aproximan demasiado a la verdad son “sacados de escena” por los servicios secretos o incluso por los llamados “Hombres de negro

Max trabajaba con el grupo de investigación sobre conspiraciones de temas sobrenaturales “Bases Project” y debía aparecer para hablar de sus estudios en una conferencia en Wiltshire.

¿Mató el gobierno a Max Spiers?

Déjanos un comentario :)

error: