Aterradores encuentros reales con fantasmas

Los fantasmas son sin duda uno de los más grandes misterios en nuestro planeta ¿Existen realmente? Lo que si aseguran muchas personas es haber tenido un contacto paranormal con entes terroríficos, seres que simplemente te dejan “la piel de gallina”.

1.       Disturbios en Rocky Hill: Las mansiones Antebellum están esparcidas en todo el Sur de los Estados Unidos y llevan dentro de sus paredes historias de terror, sangre e incluso algunos entes misteriosos. Sin embargo una plantación parece atraer lo sobrenatural resaltando sobre las demás, el castillo Rocky Hill, una encantadora morada en el campo de Alabama el cual pertenecía a James E. Saunders y a su esposa Mary Frances Watkins, después de que los arquitectos terminaron el brillante diseño de la construcción, James, a pesar de poseer una buena economía, no pudo pagar por los gastos realizados, totalmente enfurecido James discutió con los arquitectos negándose a pagar, el encargado de la construcción se fue maldiciendo la mansión y a sus ocupantes, los arquitectos fallecieron poco después y un día mientras la familia cenaba tranquilamente un fuerte sonido se oyó proveniente del sótano sacudiendo la casa como si alguien estuviera destruyéndola. Cuando fueron a investigar no hallaron nada, solo la escalofriante oscuridad, esta situación pasó en distintas ocasiones, sobre todo cuando la familia se reunía junto al piano. Más adelante, James Saunders mandó a construir una torre en su mansión, el cual utilizaba para alojar soldados confederados, allí, dos soldados anónimos murieron debido a sus heridas y fueron enterrados en el cementerio de la familia, se cree que uno de los soldados muertos atrajo al fantasma de una doncella ya fallecida, quién aparecía en ciertas ocasiones caminando lentamente por la torre para luego desvanecerse. Un día, cuando la esposa de James se disponía a subir las escaleras una mujer apareció de la nada y comenzó a bajar las gradas frente a ella, James también vivió una experiencia con ese mismo ente, cuando fue a sacar una botella de vino del sótano, el hombre se dirigía tranquilamente cuando de repente se congeló de terror cuando vio a una mujer sentada en una caja, volteando su mirada hacia él, sonriéndole de manera espeluznante, James rápidamente salió de la habitación embargado de un miedo indescriptible. Debido a esta y otras aterradoras experiencias toda la familia abandonó la mansión. Otras familias trataron de vivir en la macabra construcción pero siempre se mudaban por las experiencias paranormales que presenciaban. Rocky Hill fue finalmente demolido en el año 1961.

2.       El fantasma persistente: El exuberante paisaje rural de Inglaterra está dispersa con innumerables leyendas fantasmales, una de las más resaltantes pertenece a Raynham Hall, una casa de campo construida en el año 1619 por Sir Roger Townshend, casi un siglo después en el año 1713, Charles Townshend, el segundo encargado de la finca, se casó con Dorothy Walpole, la aparente amante de otro conde, cuando el esposo de Dorothy descubrió el “affair” la encerró en Raynham Hall para que pueda recorrer sólo sus pasillos, alejada de sus hijos. Sir Roger le indicó a todos que la mujer había fallecido incluso llevando a cabo un funeral falso para corroborar lo que decía. Más adelante, Dorothy falleció de viruela, aunque algunos indican que se habría roto el cuello al ser empujada de las escaleras. Desde su muerte, una serie de avistamientos fantasmales comenzaron a ocurrir en Raynham, siendo el primero de ellos en el año 1835 en una fiesta de Navidad, cuando un invitado indicó haber visto a una mujer vestida de marrón caminando por los pasillos, cuando el hombre se acercó a ella, la mujer volteó la mirada hacia él, mostrando un rostro sin ojos. Un año después, Frederick Marriott pidió pasar la noche en Raynham Hall para demostrar que aquellas supuestas apariciones eran falsas. Durante su estancia, una mujer espectral que llevaba entre sus manos una pequeña lámpara, le sonrió de manera amenazadora ocasionando que Frederick sacara su revólver. El ente simplemente se desvaneció en la oscuridad. A lo largo de los años, los ocupantes de Raynham Hall tuvieron diversos encuentros espantosos con la dama vestida de marrón. Finalmente en septiembre del año 1936, un fotógrafo y su asistente, los dos provenientes de una famosa revista, visitaron la casa para capturar fotografías al tomar una de las primeras fotos, los dos notaron una extraña figura descendiendo de las escaleras, esta imagen se convirtió en una de las más reconocidas en el mundo paranormal.

3.        El ser malvado: La mayoría de veces, las situaciones que se llaman paranormales, suelen ser relacionados con situaciones simples, como algún sonido extraño o puertas abriéndose solas, pero en algunas ocasiones, ciertos espíritus pueden incluso llegar a amenazar la vida de los residentes en un hogar. En el año 1973, Jack y Jane se mudaron junto a sus hijos a West Pittston en Pennsylvania, huyendo del huracán Agnes, los padres de Jack adquirieron la casa por solo 18,000 dólares, un hogar que ciertamente necesitaba renovación. Jack y su familia ocupaban una parte de la casa y sus padres la otra, usualmente todos pasaban bastante tiempo arreglando el lugar y durante los primeros 18 meses sus vidas transcurrían de manera normal, sin embargo todo cambiaría en enero de 1974 cuando distintos eventos inexplicables comenzaron a ocurrir, un televisor de repente comenzó a incendiarse y una extraña mancha emergió en la alfombra nueva, incluso el renovado baño mostraba varias marcas como arañazos provenientes de un animal salvaje en el piso, lavabo y tina. Esto sería sólo el principio, los eventos empeoraron con el paso del tiempo, en el año 1975 para ser más exactos, aromas putrefactos recorrían toda la casa y la hija más pequeña se quejaba de escalofriantes “entes” que flotaban en su habitación, las puertas se abrían y cerraban por sí solas, se escuchaban pasos desconocidos y las sillas se movían sin motivo aparente, en 1977 la familia aceptó que la casa estaba “encantada” y para el año 1985 las apariciones comenzaron a hacerse peligrosas. Los padres de Jack escuchaban discusiones violentas y vulgares en la otra parte de la casa, pero Jack y Janet no eran los responsables, en febrero del mismo año, Janet escuchó su nombre, pronunciado por una voz maliciosa mientras lavaba la ropa, figuras oscuras solían trasladarse en la casa observando a los miembros de la familia para después desaparecer e incluso la mascota de la familia llegó a ser atacado en distintas ocasiones. En enero de 1986, la familia contactó a los populares Ed y Lorraine Warren para investigar lo que estaba aconteciendo. Ellos por su parte llevaron a una enfermera y psíquica para ayudar a determinar qué estaba ocurriendo realmente en el lugar. Mientras caminaban por la casa, los Warren realizaban preguntas a Jack y Jane, como por ejemplo acerca de sus creencias religiosas, el estado actual de la familia o si en algún momento habían participado en magia negra. Después de recorrer el lugar, la psíquica llegó a la conclusión de que la casa estaba siendo ocupada por 4 espíritus, el primero era una amigable anciana, el segundo ente era el de una niña que no encontraba descanso, el tercero era un hombre angustiado que había muerto en la casa y el cuarto era un peligroso demonio, los Warren pidieron que la familia coloque símbolos religiosos en todo el hogar     y que recen juntos continuamente. Desafortunadamente estas prácticas no impidieron que el demonio ataque a Jack y Jane, cansados de esta terrorífica situación, decidieron mudarse, pero no contaron con que el ser maligno los seguiría hasta su nuevo hogar. Se llevó a cabo un exorcismo en el año 1989 y el demonio finalmente dejó de destruir y acosar a la desesperada familia. La historia fue mostrada y discutida  por periodistas, ejecutivos de televisión  y hasta escépticos en lo paranormal. Hasta la actualidad, Jack y Jane viven tranquilamente en su hogar.

Déjanos un comentario :)