Un auténtico y sorprendente encuentro alienígena que increíblemente fue olvidado ¿Tú la conoces?

Aquel acontecimiento imposible ocurría ante la atónita mirada de los testigos que dejaban muy en claro en sus declaraciones haber estado ante la presencia de un perturbador objeto volador no identificado y además ver a sus extraños tripulantes de tamaño gigante descender de la misma.

27 de septiembre de 1989, ciudad soviética de Voronezh, ocurrió un incidente que daría la vuelta al mundo como titular principal en distintos periódicos alrededor del mundo. Alguna semanas antes de la perturbadora experiencia, ya se habían reportado unas misteriosas y juguetonas luces sobre los cielos de la ciudad y el 27 de septiembre, unos niños que jugaban fútbol  tranquilamente se quedaron perplejos al escuchar un silbido y observar como de la nada aparecía un resplandor rosado en el cielo, era un nave, una nave que nunca antes había visto y cuyas luces se tornaron en un rojo profundo al aterrizar.

De acuerdo a las descripciones brindadas, la nave tenía la forma de un melón alargado achatado en los extremos y una longitud de unos 15 metros, 4 metros de ancho y unos 7 metros de altura, pero eso no fue todo, como si de una película de ficción se tratara, descendieron tres seres humanoides de contextura inusual, medían entre 3 y 4 metros de altura, poseían cabezas pequeñas y tres oídos que parecían ojos oscuros y profundos que se extendían hacia el torso sin cuello visible, les acompañaba además una especie de robot de forma cúbica, botones y unos brazos, los testigos simplemente no daban crédito a lo que estaban presenciando, los seres humanoides y el robot caminaron alrededor del área de aterrizaje mientras que el robot recogía muestras orgánicas de la tierra, aquellas figuras representaban lo imposible, lo difícil de creer.

Según algunos informes, a medida que el pánico se apoderaba de todos los presentes terrestres, las criaturas desaparecieron y reaparecieron cinco minutos después, pero esta vez uno de ellos estaba equipado con un arma tipo tubo y comenzó a hacerse camino para llevar a cabo la misión que tenía cualquiera haya sido, durante su trayecto un niño de 16 años decidió bloquear su camino y las criaturas simplemente lograron hacerle desaparecer con el arma que poseían. Al observar lo que había ocurrido, los presentes humanos huyeron rápidamente del área con la esperanza de salvar sus vidas, pero aún presenciaban lo que estaba pasando y es que era un evento absolutamente “imperdible”, después de un rato, los supuestos alienígenas ingresaron a su nave espacial la cual alzó vuelo hacia el cielo y para cuando el último rastro de su resplandor rosado se desvaneció, el niño que había desaparecido, reapareció visiblemente sacudido y sin ningún recuerdo de lo que había pasado.

Uno de los policías que había visto la nave, aseguró a la prensa que todo lo ocurrido no tenía nada que ver con alucinaciones, además el incidente no podía tomarse como falso ya que tuvo lugar en plena luz del día en uno de los principales parques de la ciudad y por lo tanto fue atestiguado por una decena de civiles. La historia fue respaldada además por datos científicos, los cuales demostraban un aumento en los niveles de radiación en la zona de aterrizaje inmediatamente después del incidente.

Algunos quisieron indicar que todo era mentira porque había algunas variaciones en las historias contadas, sin embargo, dichas variaciones estaban presentes como consecuencia de la cobertura de los medios de comunicación o de los esfuerzos por desacreditarlo todo, al fin y al cabo estaban las descripciones de un buen número de testigos incluyendo autoridades policiales y hasta profesionales técnicos al llevar a cabo los análisis correspondientes.

Este es un caso ufológico que nunca fue negado, pero que con el tiempo se dejó de mencionar e incluso se trató de encubrir, y tú ¿La habías escuchado antes?

Déjanos un comentario :)