El “Big One” una de las cosas más temibles y aterradoras

El Big One es un hipotético terremoto de magnitud 8 o mayor que se espera que suceda a lo largo de la falla de San Andrés. Se espera que un terremoto produzca devastación a la civilización humana en un radio de 50 a 100 millas de la zona del terremoto, especialmente en áreas urbanas como Palm Springs, Los Ángeles y San Francisco.

Los planes de contingencia tienen un caso perdido de más de 14.000 personas muertas en los peores escenarios posibles, 30.000 heridos, miles de personas sin techo y el retroceso económico de la región durante años, si no décadas.

Los científicos señalan que lo que puede ocurrir en la falla de San Andrés es “una amenaza real” también en otras fallas y que, en muchos casos, podría ser causa de tsunamis.

Los daños materiales superarían los 200.000 millones de dólares. Ante este escenario, las autoridades californianas consideran que es de vital importancia que los ciudadanos puedan valerse por sí mismos ya que, con las consecuencias devastadoras que tendría un sismo de esta magnitud, muchas de las infraestructuras básicas quedarían destruidas y los equipos de emergencia se verían desbordados.

Un nuevo estudio, A case for historic joint rupture of the San Andreas and San Jacinto faults, sugiere que las fallas de San Andrés y San Jacinto pudieron haber causado terremotos al mismo tiempo en el pasado. Lo que significaría que el terremoto “Big One“ sería más devastador de lo que se imagina.

Mientras que la teoría de un gran terremoto denominado “Big One“ apunta que el sur de California sufriría por las rupturas de la falla de San Andrés, el nuevo estudio considera que el impacto podría ser mayor si dicha falla se conecta con de San Jacinto.

CALIFORNIA NO ESTÁ LISTA PARA EL GRAN

Más allá de la luz del sol, las palmeras y Hollywood, si hay una certeza en California, es que un terremoto masivo golpeará en algún momento. La falla es la más larga en California y una de las más peligrosas del estado.

Esta imagen muestra capas de tierra empujadas en posiciones verticales por la colisión de las placas tectónicas del Pacífico y de América del Norte a lo largo de la falla meridional de San Andrés.

Un importante terremoto en el San Andreas, una de las más peligrosas fallas de California, cortaría la mayor parte de las líneas vitales dentro y fuera del sur de California, evitando que la ayuda crítica llegue a unos 20 millones de personas y obstaculice los esfuerzos de recuperación.

Déjanos un comentario :)