Chemtrails ¿fumigaciones tóxicas o sólo estelas de condensación?

Se han visto muchas veces en el cielo estas famosas líneas blancas que dejan los aviones y que parecen algo más que simples estelas de condensación, ya que cuentan algunas personas que luego de ver pasar a esos aviones dejando esa estela, encuentran restos de aluminio en sus huertos ecológicos. “Nos están fumigando?”

Chemtrails, este término es una abreviación de “chemical trail” en inglés, traducido al español como “estela química”.

Muchas personas, investigadores y científicos achacan el fenómeno a la teoría mundialmente conocida como los chemtrails, que básicamente son aviones que vuelan bajo y dejan trazas en el cielo con restos químicos con el objetivo de cambiar el clima.

Las hipótesis más extremas apuntan a que algunas multinacionales farmacéuticas están detrás de estos vuelos con el fin de propagar determinadas enfermedades entre la gente para luego venderles sus remedios. “, muchos de los efectos más comunes son que se incrementan los problemas respiratorios, el incremento de niños con problemas de autismo, el aumento del síndrome de Sanfilippo, que les retrasa el crecimiento y deteriora su estado mental.

Esto se ha denunciado en muchos países, por ejemplo Argentina o Alemania. En este último, la mayor cadena internacional de televisión privada germana, RTL, aseguró que los chemtrails son práctica común del Ejército, que realiza para modificar el clima.

Aviones militares del Ejército Federal Alemán están manipulando nuestro clima, estos es lo que los investigadores y expertos del clima presumen y sus sospechas se han visto confirmadas (…) Podemos decir con un fiabilidad del 97% que lo que tenemos entre manos son estelas químicas (“chemtrails”) comprimidas por finas partículas que contienen polímeros y metales, empleados para distraer y despistar las señales de radar.
Se dice que suelen liberar en nuestro ambiente sales de aluminio, titanio, bario y torio, entre otros compuestos tóxicos, en suma, envenenan el aire, agua y la cadena alimentaria, repercutiendo en nuestra salud de un modo inédito hasta ahora. Se trataría de un problema de salud pública de tales dimensiones que ni siquiera podemos imaginar. También se han encontrado sustancias de pesticidas químicos, como el 1,2 Dibromoetano, que fue prohibido en 1983 por la Agencia para la Protección del Medioambiente de Estados Unidos (EPA), calificado como un cancerígeno y una toxina química.

La exposición a estas sustancias pueden provocar:

  • Sinusitis
  • Hinchazón en las glándulas linfáticas
  • Daño al corazón e hígado
  • Fallo respiratorio
  • Dolores de cabeza
  • Problemas en el tracto respiratorio
  • Tos, incapacidad respiratoria

En 1996 se publicó un estudio de investigación de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, “Weather as a Force Multiplier”, en el cual siete oficiales militares de los USA destacaron como HAARP (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, por sus siglas en inglés) desde los aviones cisterna permitirían a las fuerzas aeroespaciales de los Estados Unidos “poseer el clima” para el 2025.

¿Realmente nos estarán fumigando o se trata nada más de una paranoia colectiva?

Déjanos un comentario :)