¿Conspiración Rusa? Mortales calamares gigantes contra Estados Unidos

A unos 1,300 kilómetros del Polo Sur se encuentra la estación Vostok, un antiguo puesto soviético en la tundra helada de la Antártida. Cuatro kilómetros más profundo, bajo el hielo, está el lago Vostok, aislado del mundo exterior desde hace millones de años, los científicos creen que el lago de agua dulce tiene una vida que no existe en ningún otro lugar de la Tierra, fue aquí que una expedición rusa desapareció durante 5 días, cuando volvieron a emerger, habían descubierto una especie de calamar previamente desconocida. Una criatura gigante con habilidades mortales que nadie más poseía en el reino animal, y según el hombre que lo encontró, el presidente ruso Vladimir Putin lo mantiene en secreto.

En noviembre del año 2016, el doctor Anton Padalka reveló que había sido partícipe de una expedición rusa de investigación hacia el lago Vostok. El hielo glacial se ha perforado desde finales de los 90, y ésta era la primera expedición para enviar a personas dentro del lago. El Dr. Padalka indicó que en el primer día de inmersión en las aguas heladas, encontraron al calamar, el cual desactivó su radio con una maniobra aparentemente deliberada, mediría más de 10 metros de largo y una sorprendente habilidad de camuflaje muy avanzada.

El equipo lo nombró Organismo 46-B y los científicos lo persiguieron por los siguientes 5 días. De acuerdo a Padalka, esta criatura puede paralizar a su presa desde una distancia de más de 45 metros liberando su tinta venenosa en el agua, indicó además que perdió a dos de sus colegas, asesinados debido a las fuertes extremidades del animal. Cuando finalmente la capturaron y llevaron hacia la superficie, Padalka indica que los oficiales del gobierno ruso estaban esperándolos, los mismos que se apoderaron inmediatamente de la criatura y de todas las muestras orgánicas y reportes. Los científicos fueron escoltados de regreso a Rusia. Meses después, el doctor voló hacia Ginebra, donde reveló los secretos de la expedición a las autoridades Suizas, además declaró que el gobierno ruso está intentando usar al animal como armamento e incluso “mejorarlo”.

Los planes que tendría Putin serían esparcir los huevos del mortal calamar en las reservas de agua fresca y lagos de los Estados Unidos para acabar con la vida de americanos “desprevenidos”. Por supuesto Rusia niega la acusación. Por tonto que aparezca, hay un precedente histórico sobre el uso de animales como armas de guerra. Durante la Segunda Guerra Mundial, Los Estados Unidos fundó “Project Pigeon” un intento de crear misiles guiadores entrenando a palomas para volar hacia objetivos enemigos y luego colocarlos dentro de cohetes, otra táctica conocida es el uso de delfines y focas para rescatar buzos y localizar minas submarinas.

Existen numerosas opiniones sobre esta supuesta conspiración rusa, sin embargo algunos científicos ya se adelantaron a indicar que aún si existiera vida en el Lago Vostok y si parte de esa vida estuviera conformada por el Calamar Gigante, no sobreviviría mucho en un ambiente como el nuestro, esto debido a que los niveles de oxígenos en el lago son aproximadamente 50 veces más altas que los niveles de oxígeno en los lagos de agua dulce habituales, por lo tanto el aparente “plan” de Putin de esparcir los huevos de calamares asesinos no funcionaría del todo bien motivo por el cual, entre otras razones como la dudosa fuente que brindó la noticia, la conspiración por parte del gobierno ruso es considerado por muchos como una farsa. Sin embargo si realmente crees que puede haber vida en lo profundo del hielo antártico podrías estar en lo correcto.

Déjanos un comentario :)