La mujer que te observa

Una niña se subió a un tren en una silenciosa pero escalofriante noche. Se sentó frente a una mujer quién viajaba entre dos caballeros. Ella no parecía estar incómoda en lo absoluto a pesar de que los dos hombres iban muy pegados a su lado, lo único extraño, si así se puede decir, es que aquella mujer estaba observando atentamente a la niña que acababa de subir, la pequeña podía notar esto a pesar de que la señorita vestía una polera con capucha que le cubría parte del rostro. El viaje continuaba sin ninguna novedad, y al detenerse en la siguiente parada un hombre de complexión atlética se subió y se sentó al costado de la niña. Después de 5 minutos el joven  susurró con mucha cautela en los oídos de la pequeña “Tenemos que bajarnos en la siguiente parada, es importante que confíes en mi”.

La jovencita muy confundida obedeció las órdenes del misterioso individuo y se bajó del tren junto con él, después de que el transporte continuara su curso, el caballero se volvió a la niña y le dijo “Gracias a Dios todo está bien, soy un doctor de profesión y esa mujer de capucha estaba muerta, los dos hombres a su lado estaban sosteniéndola”.

[kkstarratings]

Déjanos un comentario :)

error: