¿Cuál es la diferencia entre información, conocimiento y sabiduría?

Muchas veces estos términos llegan a confundirse o a utilizarse de manera errónea. Hemos pasado la era de la información con la conciencia colectiva disponible en la punta de nuestros dedos, con respecto al conocimiento diríamos que es la fase en la que todos estamos experimentando nuestras más profundas expresiones y esfuerzos creativos. Mientras que la sabiduría es algo que solo el tiempo puede decir por todos los increíbles cambios, innovaciones y descubrimientos que estamos desenterrando e intentando implementar.

A continuación mencionaremos las diferencias y la relación entre la información, el conocimiento y la sabiduría.

1.       Información (Búscalo en Google): Como indicamos al principio, estamos bien familiarizados con la era de la información. Cuando a alguien se le hace una pregunta y no tiene idea de cuál es la respuesta, se convierte en un “mantra” el pensar en resolver las dudas con “Google”. Esto se debe a que la mayoría de la información que estamos buscando (hechos, definiciones, ubicaciones, precios, contactos, etc) están disponibles en internet. Algo muy accesible para muchas, muchas personas en el mundo. Esto ha moldeado la forma en la que vemos nuestro “stock” de información, ya que es menos probable que proporcionemos una respuesta si no estamos seguros de que sea verificable por Google o Internet en general. La información se ha vuelto más libre (por supuesto, también hay información oculta, pero esa es una discusión diferente). En términos generales, la información está disponible para todos y uno no tiene que ser un experto para tener acceso a este vasto banco de datos.

2.       Conocimiento “¿Qué conoces?”: Cuando uno toma información y la usa de manera creativa o la transforma, se convierte en conocimiento. Es la evolución del “saber qué hacer con ello” el tomar cierta información y convertirla en algo útil, esa es la belleza de llevar la información a su próxima fase evolutiva: el conocimiento. Debemos recordar que no podemos aprender todo en este mundo en un tiempo de vida, pero definitivamente podemos llegar a ser muy conocedores en diversos campos y contribuir de nuevo en el banco de información para que otros puedan aprovecharlo, beneficiando así al mundo. Sin embargo, algunas veces el poder que obtenemos del conocimiento puede engañarnos y a los demás, especialmente cuando creemos que nuestro conocimiento es mejor o más importante que el de otra persona, o que otra persona posee todas las respuestas debido a lo que saben. Cuando aceptas que todos tienen un conocimiento que es valioso y que a veces compartirás lo que sabes con muchos otros, te liberas de la visión restrictiva de que necesitas saberlo todo o peor aún, el creer que lo sabes todo. Es necesario recordar que la adquisición de conocimiento puede, por sí misma, ser la orientación hacia la sabiduría.

3.        Sabiduría “La trascendencia del conocimiento”: La sabiduría es la trascendencia del conocimiento en una comprensión que no está definida por el espacio y el tiempo. Muchos consideran que la sabiduría es algo que se adquiere al final de una vida para pasar al futuro eterno, son las esencias de la vida las que apreciamos y que sabemos que son verdaderas. Sientes que tienes información disponible a tu alrededor fácilmente, un conocimiento profundo dentro tuyo que desea guiarte y ayudarte, una sabiduría que está tomando forma: conviértete en tu propio maestro y mentor, pero además ayuda a otros a encaminar sus conocimientos hacia el desarrollo de su propia sabiduría.

Déjanos un comentario :)