El escalofriante mercado vudú que no querrás visitar

En el corazón de la capital de Togo, Lome, se encuentra un mercado dedicado a la venta de ingredientes curanderos  tradicionales con los que se dice que pueden hacer encantamientos mágicos.

El mercado Akodessewa de Togo es reconocido en el mercado fetiche como el más grande del mundo, un lugar donde el practicante de vudú puede encontrar todo lo que necesita para sus rituales.

La práctica del vudú comenzó en África Occidental, antes de ser llevada a los Estados Unidos por esclavos, y en países como Togo, Ghana o Nigeria, la práctica está muy latente. Muchas personas creen que los sanadores que usan partes de animales y extraños talismanes pueden invocar a los espíritus con sus misteriosos rituales y resolver problemas. Y si hay un lugar donde los sacerdotes vudú pueden abastecerse de sus espeluznantes suministros, es el mercado Akodessewa, algo así como una farmacia al aire libre donde varias partes de animales, estatuas de hueso y hierbas toman el lugar de la medicina convencional.

Las personas que practican la tradición vudú creen que la vida se deriva de las fuerzas naturales de la tierra, agua, fuego y aire. Joseph, un sanador de Benin, indica “Este lugar es como una farmacia para todos en el mundo. Cuando alguien tiene una grave enfermedad y el hospital no puede ayudarlos, ellos vienen al mercado fetichista”

El mercado presenta todo tipo de cabezas de animales; cocodrilos, gatos, perros, monos, pájaros, serpientes, camaleones, y muchos otros. La buena noticia, o al menos eso es lo que se dice, es que los animales no son lastimados ni asesinados, sino que los vendedores recolectan partes de animales muertos y luego los venden a las personas que necesitan ayuda, ¿Les crees?

Los vendedores en la capital de Togo afirman que son capaces de curar la infertilidad, además de todo tipo de enfermedades, también pueden mantener las casas seguras e incluso ayudar a las personas tener suerte en deportes. Como nos preocupa y es necesario recordarlo, el vudú es magia negra y no alentamos a nadie a intentarlo (la magia en sí no es buena así sea la llamada “magia blanca”).

Muchos indican que el mercado Akodessewa es una de esas atracciones exóticas que te atrapa y no te deja ir. Si no te gustan las cabezas de animales mirándote, puedes echar un vistazo a las estatuas protectoras y talismanes. O aprender sobre las diversas hierbas que utilizan los sacerdotes vudú. Como dicen los comerciantes, hay algo en el mercado para todos ¿Tú qué opinas?

Déjanos un comentario :)