El soldado

Se cuenta la historia de un soldado quién finalmente volvía a su añorado hogar después de haber batallado en Vietnam. Un día llamó a sus padres quienes vivían en San Francisco y les dijo emocionado “Mamá, papá, volveré a casa, pero antes tengo un favor que pedirles. Tengo un amigo que me gustaría llevar a la casa”, ¡Claro que sí! Ellos indicaron ¡Nos encantaría conocerlo!

“Hay algo que deben saber” siguió hablando el soldado “Fue mal herido en batalla. Pisó una mina y perdió una pierna y un brazo. No tiene a donde ir y quiero que viva con nosotros”, su padre bastante extrañado por el pedido de su primogénito, le dijo: “Que triste situación la de tu amigo, quizás podemos encontrarle un lugar donde vivir” ante estas palabras, el soldado replicó “No, mamá y papá. Quiero que él viva con nosotros” el padre angustiado le contestó “Pero hijo, no sabes lo que estás diciendo, alguien con tal discapacidad sería una terrible carga para nosotros. Nosotros tenemos nuestras vidas y algo así interferiría totalmente, creo que simplemente deberías volver a casa, estoy seguro de que tu amigo encontrará un lugar donde vivir” en este punto de la llamada, su hijo colgó el teléfono y sus padres no volvieron a escuchar de él. Después de unos días, recibieron la llamada de un oficial de policía de San Francisco, la noticia los destrozó, su hijo había muerto al caer de un edificio bastante alto y al parecer todo apuntaba a que se trataba de un suicidio.

Los dolidos padres viajaron inmediatamente para identificar el cuerpo del soldado en la morgue. Al verlo, lo reconocieron rápidamente pero para su tormento y horror también descubrieron algo que no sabían: Su hijo sólo tenía una pierna y un brazo.

 

Déjanos un comentario :)