Escuchas música y se te pone la piel de gallina, esto podría pasar con tu cerebro

Muchas veces al escuchar una canción tenemos sentimientos encontrados, sensaciones, y un sin fin de emociones, probablemente sientes que los pelos de tu brazo o cuello se paran?, quizás te dan ganas de llorar? o un escalofrío inexplicable recorre toda tu piel?, Todo esto puede significar que tienes una conexión fuerte entre partes específicas de tu cerebro.

Matthew Sachs, un antiguo estudiante de Harvard, decidió que quería averiguar por qué la gente tenía escalofríos cuando escuchaban música y qué podría estar desencadenando este sentimiento.

En su experimento de investigación tuvo a 20 estudiantes todos ellos con sus sentimientos al escuchar música. 10 estudiantes admitieron tener escalofríos cuando escuchan música. Los otros 10 no. Se tomaron escáneres cerebrales de los 20 estudiantes y se analizaron los resultados.

De los 10 que afirmaron experimentar una fuerte conexión emocional con la música y sintieron “escalofríos” al escuchar, mostraron una estructura cerebral diferente a la de aquellos que afirmaron no experimentar “escalofríos” cuando escuchaban música.

El área del cerebro en cuestión aquí es la de la corteza auditiva y las que procesan las emociones. Lo que se encontró fue que aquellos que experimentaron la sensación de “escalofríos” mientras escuchaban música tenían fibras más densas o más fuertes que conectaban las áreas del cerebro en cuestión. Esto significa que las dos áreas pueden comunicarse mejor.

Sachs publicó sus hallazgos en Oxford Academic, pero Neurociencia lo cita como diciendo:

“La idea es que más fibras y una mayor eficiencia entre dos regiones significa que tiene un procesamiento más eficiente entre ellos”.

¿Entonces qué significan sentir esos escalofríos?

Si bien no es 100% claro, pueden significar que tienes una conexión más intensa con las emociones. También puede significar que tus recuerdos vinculados a ciertas canciones pueden ser fuertes.

En general, nuestras emociones son experiencias físicas desencadenadas por algo que nuestra mente cree. Muchas veces es un sistema de creencias o un programa que hemos asociado con una experiencia o cómo sentir al respecto lo que desencadena una emoción específica. Por lo tanto, diferentes personas pueden sentir diferentes emociones sobre la misma experiencia, ya que se basa en una creencia sobre la experiencia.

Aunque el estudio de Sachs era muy pequeño, actualmente está trabajando para realizar más investigaciones para explorar la actividad cerebral al escuchar canciones que registran ciertas reacciones. Él espera descubrir físicamente qué causa estas reacciones y potencialmente determinar el tratamiento para los trastornos psicológicos basados ​​en estos hallazgos.

¿Y tú, has sentido alguna vez esos escalofríos cuando escuchabas música?

Déjanos un comentario :)