Esta historia de los nativos americanos sobre dos lobos cambió la perspectiva de vida de muchos

178 Compartir

La forma en la que experimentas tu vida se halla en la privacidad de tu mente. Tú eres el que reina en tu mente, posees el poder supremo en tu propio reino interior, así que debes prestar mucha atención al tipo de entorno mental que estás creando para ti.

Nuestros pensamientos pueden ser nuestro peor enemigo, si dejamos que nos dominen, claro. Crear más paz y confianza depende de la capacidad que posees para manejar tus pensamientos, después de todo, esta batalla es una que podemos ganar ya que tenemos el poder de elegir.

LA HISTORIA DE LOS DOS LOBOS

Esta leyenda nativa americana que se contaba logró resistir el paso del tiempo al ser celebrada por su simplicidad y amplia aplicabilidad. La historia de los dos lobos resuena entre todos los que la leen.

La leyenda va así: Un viejo jefe indio cherokee usó una fábula de dos lobos para darle a su nieto una lección sobre la vida. Comenzó: “Es una terrible lucha entre dos lobos. Uno es maligno, es ira, envidia, tristeza, pena, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, inferioridad, mentira, falso orgullo, superioridad y ego. Mientras que el otro” dijo “Es bueno, es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, amabilidad, benevolencia, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe”. Según el jefe indio, esta lucha interna no es experimentada por unos pocos, sino que es una batalla interna librada por cada persona que habita en este planeta “La misma pelea está ocurriendo dentro de ti, y dentro de cada persona también”. El nieto muy atento le preguntó: “Abuelo ¿Qué lobo ganará?” sabiamente, el viejo jefe le sonrió y respondió “Al que alimentes más”.

LO QUE CONSUMES EN TU CONCIENCIA IMPORTA: COSECHAS LO QUE SIEMBRAS

Para crear un hermoso ambiente interior, debes convertirte en el guardián de tu mente. Alterar tus hábitos mentales y el diálogo interno no es una tarea fácil. Un árbitro mental consciente es el secreto de la felicidad; solo dejando entrar buenas fuentes positivas que te ayuden.

De hecho, sin una constante reflexión consciente, es posible que sin saberlo hayas creado una red de procesos de pensamiento poco saludables. El constante consumo excesivo de material inductor de estrés y provocador de ira no está haciendo ningún favor a tu bienestar mental. De hecho, la constante saturación mental de “comida chatarra” transformará rápidamente y reconectará tu mente, para peor.

Detén ese ciclo ahora. Recuerda que tú tienes la capacidad de cambiar la calidad de tu conciencia.

178 Compartir

Déjanos un comentario :)