Estudio revelador, mientras más abrazas a tus hijos, más inteligencia adquieren

Si eres ese tipo de padre o madre (o piensas serlo llegado el momento), que no puede mantener los brazos  alejados de los hijos, abrazándolos constantemente, no lo dejes de hacer; tus hijos te lo agradecerán algún día.

De acuerdo a un nuevo estudio llevado a cabo, los abrazos, como una forma de afección física durante el período de desarrollo del bebé, es más importante de lo que puedes pensar. La afección en forma de contacto que reciben, hace que sus cerebros crezcan y como resultado se vuelven más inteligentes.

El estudio realizado por el Hospital “Nationwide Children” en Ohio evaluó a 125 bebés entre prematuros y no prematuros analizando como los toques físicos delicados afectan sus cerebros al igual que su percepción, cognición y desarrollo social. Descubrieron que las experiencias de contacto como el amamantamiento, cuidados de piel a piel, abrazos afectuosos y acciones similares, desencadenan fuertes respuestas cerebrales que permiten que el cerebro se desarrolle más rápido y de forma más saludable.

Por otro lado, las experiencias dolorosas inhiben las respuestas del cerebro a los mismos estímulos táctiles. En otras palabras, ser delicado y amoroso con un bebé no solo representa una acción humana y natural, además contribuye al desarrollo del cerebro a tal punto que se puede decir, incrementará la inteligencia del niño/a.

La Dra. Nathalie Maitre, la encargada principal de la investigación, explica que esta simple actividad, proveer contacto corporal al bebé o mecerlo entre los brazos, hace una diferencia significativa en el desarrollo de sus cerebros según lo que explicó en el popular magazine “Science Daily”.

Después de todo, el amor y el afecto son las claves principales para el desarrollo de un ser humano en sus etapas tempranas de vida. Comienza ahora y no te detengas, tu hijo/a te lo agradecerá en muchas maneras.

Déjanos un comentario :)