Experimentos que casi acaban con la vida en la Tierra

Las naciones en búsqueda de grandes avances científicos constantemente tientan pasar los límites de la exploración científica, y mientras usualmente estas acciones pueden llegar a ser de mucha ayuda para millones de personas, algunas veces esas millones de personas estuvieron al borde de la muerte y ni siquiera llegaron a enterarse de ello. Algunos de estos experimentos aún siguen en curso en la actualidad. Conozcamos estos horrores llevados a cabo por ciertos seres humanos:

1.       Starfish Prime: Fue el nombre en clave para una prueba nuclear llevada a cabo por los Estados Unidos el 9 de julio del año 1962. La detonación de este experimento tuvo una fuerza de 1,4 megatones lanzada a 400 km de altura sobre la isla de Johnston en el Océano Pacífico. La explosión resultante ocasionó un inesperado y masivo pulso electromagnético que afectó a las islas Hawaianas a unos 1, 445 km. El pulso dañó líneas telefónicas y más de 300 iluminaciones públicas en todo el estado, pero el daño más importante se dirigió a los campos magnéticos de la Tierra, los cuales nos protegen del viento solar y las ondas de radiación. La radiación de la propia bomba creó un anillo alrededor de la Tierra afectando e interfiriendo severamente con nuestros satélites durante los siguientes cinco años. Si este experimento hubiera destruido o alterado aún más el campo magnético podría haber causado innumerables muertes a causa de la dañina radiación.

2.       Armas tectónicas: Mientras Estados Unidos estaba tratando de hacer un gran agujero en el cielo, un grupo de militares rusos trabajaban duro concentrando sus capacidades de explosión nuclear algo más cerca de las personas. Comenzaron a probar bajo tierra con sus nuevos inventos llamados Armas Tectónicas, estas bombas fueron supuestamente probadas entre 1987 y 1992 bajo el nombre de Mercurio y Volcán. El objetivo de estas pruebas era manipular el electromagnetismo de las placas tectónicas de la Tierra, teóricamente esto significaba que podían causar terremotos a voluntad, un arma verdaderamente devastadora si se llegaba a perfeccionar, en otras palabras, el enemigo ni siquiera sabría que habían sido atacados porque habría lucido como un desastre natural. No es necesario explicar por qué hacer detonar bombas nucleares subterráneas traería graves consecuencias para todos, teniendo en cuenta la liberación de radiación y modificación de las placas tectónicas. Sin embargo, afortunadamente según Rusia, la idea fue cancelada, aunque hay rumores de que sólo se pospuso.

 

3.       Armas de peste bubónica: La peste bubónica o Peste Negra ha plagado la Tierra durante siglos matando a millones de personas. Durante la Guerra Fría, Rusia fue colocada en una situación muy perjudicial cuando su proyecto altamente secreto el cual consistía en utilizar la plaga como medio de ataque fue puesto en manifiesto. Uno de sus principales biólogos, Vladimir Pasechnik, desertó y se fue al Reino Unido en el año 1989 llevando con él los programas secretos de investigación de la guerra biológica soviética. No sólo los rusos estaban tratando de utilizar la peste, si no que la hicieron resistente a los antibióticos y planeaban lanzarla al territorio enemigo. Si este armamento biológico alguna vez hubiera sido realmente utilizado, podría haber exterminado a más de la mitad de la población de nuestro planeta, tal y como lo hizo la plaga en el siglo XIV.

4.       La Prueba Trinity: Trinity fue el nombre en clave de la primera explosión de una bomba nuclear el 16 de julio de 1945 en el desierto de Jornada del Muerto en Nuevo México. Como una bomba nuclear nunca había sido probada antes, había muchas teorías de lo que podía ocurrir. Dos científicos que trabajaron en la creación de la bomba, Enrico Fermi y Edward Teller, teorizaron que la detonación podía causar una reacción explosiva en el nitrógeno de la Tierra. Esta reacción literalmente pondría el aire en llamas y podría destruir casi todo en el planeta. En un movimiento para comprobar si esta teoría era cierta, ellos simplemente detonaron la bomba. Literalmente experimentaron con la destrucción de vida en la Tierra. Afortunadamente eso no sucedió.

Estos son sólo algunos experimentos que pudieron haber acabado con un importante porcentaje de la vida en la Tierra e incluso con toda. En la actualidad quién sabe que otros letales experimentos se pueden estar llevando a cabo sin que nosotros nos enteremos.

Déjanos un comentario :)