James Worson, la misteriosa desaparición paranormal de un corredor

Se dice que el 3 de septiembre del año 1873, James Worson, un zapatero de Warwickshire, Inglaterra, literalmente desapareció en el aire delante de dos testigos sin dejar rastro alguno.

El hombre se mantenía en muy buena condición física y algunos amigos lo desafiaron a probarlo. Worson aceptó el reto de recorrer 32 kilómetros hasta Coventry. Dos de sus amigos, Hammerson Burns y Barham Wise lo siguieron de cerca en un carruaje de caballos y nunca lo perdieron de vista. Durante el trayecto, el corredor solía darse la vuelta para intercambiar algunas palabras con sus amigos, cubriendo los primeros kilómetros con muy buen humor. De repente, perdió el equilibrio y pareció tropezar con algo mientras gritaba. Antes de tocar el suelo, desapareció ante la atónita mirada de los acompañantes quienes simplemente no se explicaban que había ocurrido. Wise, que era fotógrafo, se las arregló para tomar algunas fotos de la tierra donde se podían divisar algunas últimas huellas y luego de ellas, nada.

Se organizó una búsqueda pero nunca se encontró ningún cuerpo ni pista. En el lugar donde Worson desapareció, los perros de búsqueda se mostraban reacios a acercarse. Por supuesto, las dos personas que acompañaban a Worson, Burns y Wise, fueron considerados los principales sospechosos de la misteriosa desaparición, sin embargo, las investigaciones no lograron hallar ninguna pista que respalde dichas acusaciones.

Claro está que el caso de James Worson no es la única de su tipo, cada año, cientos de personas alrededor del mundo simplemente desaparecen sin dejar rastro alguno ¿Podrían algunas de estas desapariciones ser casos relacionados a lo paranormal o algo que va más allá? ¿Qué le ocurrió a Worson y por qué los canes de búsqueda se negaron a aproximarse al lugar donde había desparecido el infortunado hombre?

Déjanos un comentario :)