El joven genio que afirma ser de Marte

Este joven ruso ha desconcertado a los científicos con su inteligencia “fuera de este mundo” y que además afirma nació en Marte.

Borisa Kipriyanovich, que vive en Volgogrado, Rusia, afirma que vivió en el planeta rojo antes de renacer en la Tierra, en una aparente misión para salvar a la humanidad. El niño ruso también indica que los provenientes de Marte son inmortales. Dejan de envejecer a la edad de 35 años, son tecnológicamente avanzados y también competentes en viajes interestelares.

De acuerdo a las declaraciones brindadas a Mirror.co, en sus tiempos de escuela, Boriska argumentó que existe una conexión entre los antiguos egipcios y los habitantes de Marte, y que la vida en la Tierra cambiará drásticamente cuando el Monumento a la Gran Esfinge en Giza se “desbloquee” “La vida humana cambiará cuando se abra la Esfinge, tiene un mecanismo de apertura en algún lugar detrás de la oreja; no lo recuerdo exactamente” Explicó además como una vez visitó la Tierra como piloto, donde renació en el año 1996.

BORISKA KIPRIYANOVICH

Nacido en el año 1996, Boris fue considerado un genio infantil. Su madre es doctora y dice que sabía que él era especial tan pronto como levantó la cabeza sin ningún apoyo solo dos semanas después de haber nacido.

Su madre afirma además que comenzó a hablar unos meses más tarde y que a la edad de un año y medio podía leer, dibujar y pintar. Cuando Boris o “Boriska” como también le llaman, iba a la guardería a la edad de dos años, sus maestros no podían evitar notar sus increíbles talentos de escritura y lenguaje junto a sus asombrosas habilidades de memoria. El joven ha afirmado en repetidas ocasiones que anteriormente fue un piloto de Marte que viajó a la Tierra.

Los padres de Boriska indican que nunca le enseñaron algo a su hijo sobre el espacio cuando era niño, sin embargo, a menudo se sentaba y hablaba sobre Marte, los sistemas planetarios y las civilizaciones extraterrestres. Dicen que su fascinación por el espacio pronto se convirtió en su principal interés, y no pasó mucho tiempo antes de que comenzaran a decir que había nacido en Marte. Los investigadores lo han descrito como un joven extremadamente tímido con una inteligencia muy superior a la media.

Su excelente conocimiento de los sistemas planetarios ha confundido a expertos de todo el mundo, incluidos los científicos.

¿QUÉ DICE BORISKA EN LA ACTUALIDAD?

Boriska afirma que es de Marte, y fue enviado a la Tierra para salvar a los humanos de una guerra nuclear apocalíptica. Afirma que su propia raza fue prácticamente aniquilada en un conflicto nuclear hace miles de años y teme que ahora nos enrumbemos en la misma dirección.

 Las preocupaciones de este joven se producen cuando las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte alcanzan un punto de inflexión sobre el programa de armas nucleares de rápida expansión de Kim Jong-Un. Advierte que enfrentaremos el mismo destino catastrófico de “su gente” si no escuchamos sus advertencias.

Dice que no es el único niño en la Tierra proveniente del espacio exterior, ya que están aquí para una misión específica para salvar a la humanidad. El muchacho afirma que todos son reencarnaciones y se les conoce como “Niños índigo”, los mismos que tienen habilidades sobrenaturales y sobrevivieron a las guerras en Marte. Según Boriska, muchos marcianos son inmortales y dejan de envejecer a los 35 años de edad. Son muy altos, tecnológicamente avanzados y capaces de hacer viajes interestelares.

“Recuerdo esa vez cuando tenía 14 o 15 años. Los marcianos estaban librando guerras todo el tiempo, así que a menudo tenía que participar en ataques aéreos con un amigo mío. Podíamos viajar en el tiempo y el espacio, volando en naves espaciales de forma esférica, pero además podíamos observar la vida en la Tierra en aviones triangulares. Las naves espaciales marcianas son muy complicadas. Tienen diversas capas y pueden volar por todo el Universo”.

De acuerdo a Boriska, Marte todavía tiene una civilización alienígena a pesar de sufrir una catástrofe nuclear masiva en el pasado distante. Insiste en que hay mucho más por descubrir en la Tierra y pone como ejemplo a la Gran Pirámide de Giza que, según él, esconde grandes secretos “La vida humana cambiará cuando se abra la Esfinge, tiene un mecanismo de apertura en algún lugar detrás de la oreja; no lo recuerdo exactamente”.

Este es Boriska, quién no solo sorprende por su gran inteligencia sino además por sus misteriosas declaraciones.

Déjanos un comentario :)