La antigua raza de gigantes blancos descrita por tribus nativas

¿Qué sabemos acerca de las civilizaciones antiguas? Lo que nos enseñan en el colegio, lo que leemos algunas veces en las redes o vemos en medios de comunicación, pero ¿Cuánta información más hay que no se nos ha revelado o que simplemente hemos decidido dejar de lado al no investigar un poco más? Nos adentramos esta vez en ideas que desafían nuestro conocimiento actual, estimulan nuestra imaginación y abren nuevas posibilidades. Estos son distintos reportes registrados por parte de tribus nativas acerca de una increíble raza de gigantes blancos que simplemente habrían desaparecido de nuestro planeta.

Comanche

“Innumerables Lunas atrás, una raza de hombres blancos de más de 3 metros de alto, poseedores de mucha más fortuna y poderío que cualquier otra población de blancos actualmente existente, ocupaba una importante parte de la nación que se extendía desde donde se alza el sol hasta donde se oculta. Sus fortificaciones coronaban las cumbres de las montañas, protegiendo a la numerosa población situada en los valles intermedios” Este relato fue mencionado por el mismo jefe de los Comanches (Una tribu de las Grandes Llanuras) en el año 1857, haciendo una pequeña reseña de una raza de pieles pálidas que al parecer habría existido antiguamente “Ellos sobresalieron de entre cualquier otra nación que recién surgía en aquella época o que ya existía, eran sumamente valientes, buenos guerreros y gobernaban sobre la tierra que habían arrebatado a sus poseedores antiguos, en comparación a ellos, las razas actuales son  simples pigmeos tanto en el arte como en el poderío guerrero” el jefe de los Comanche además indicó que cuando esta raza se olvidó de la justicia y la misericordia, se volvió muy orgulloso, provocando la ira de “El Gran Espíritu” el cual eliminó a la raza y borró además todo rastro de ellos de la faz de la Tierra, dejando, quizás como una poca muestra de compasión, los montículos en las mesetas de lo que un día fue una civilización como ninguna otra.

Manta

Entre los años 1540 y 1550, el historiador y cronista Pedro Cieza de León redactó su obra “Crónica del Perú” donde, en parte, incluye la descripción brindada por los indígenas Manta acerca una legendaria raza de gigantes “Y porque en el Perú hay fama de los gigantes que vinieron a desembarcar a la costa en la punta de Santa Elena, que está en los términos de la ciudad de Puerto Viejo (…) Cuentan los naturales por relación que oyeron de sus padres, que vinieron por la mar en unas balsas de juncos, a manera de grandes barcas, unos hombres tan grandes que tenía tanto uno de ellos de la rodilla abajo como un hombre de los comunes en todo el cuerpo, aunque fuese buena estatura. Y que sus miembros conformaban con la grandeza de sus cuerpos tan disformes que era cosa monstruosa ver las cabezas y los cabellos que les llegaban a las espaldas.  Los ojos, señalan, eran tan grandes como pequeños platos, afirman que no tenían barbas y que venían vestidos, algunos de ellos, con pieles de animales y otros con la ropa que les dio natura. No trajeron mujeres con ellos” De acuerdo al relato brindado, se dice que esta raza de gigantes comenzó a realizar horrendos hechos sexuales que ofendían a Dios, haciendo que paguen por sus actos y consumiendo sus cuerpos con fuego, quedando sólo algunos huesos que para memoria del castigo quiso Dios que quedasen sin ser consumidos por el fuego.

Choctaw

“Cuentan los Choctaws acerca de una raza de gigantes que una vez habitaron el estado de Tennessee, y con quien sus antepasados lucharon cuando llegaron a Mississippi en su migración al oeste…su tradición dice que el Nahullo (raza de gigantes) era de una increíble estatura” esto fue lo que escribió Horatio Bardwell Cushman en su libro “Historia de los Indios Choctaw, Chickasaw y Natchez” en el año 1899. Indicó además que los Nahullo era un término utilizado para describir a toda la gente de piel pálida, pero originalmente hacía referencia a una raza blanca de gigantes caníbales que se cruzaron en el camino de los Choctaw cuando pasaban por primera vez el río Mississippi.

Paiutes

Se dice que los Paiutes hablaban en sus leyendas acerca de gigantes blancos, pelirrojos y de unos 3 metros de altura que vivían en lo que actualmente se conoce como la Cueva de Lovelock ubicado en Nevada, la historia de los “Si- Te-Cah” (raza blanca) fue descrita por Sarah Winnemucca Hopkins, hija de un jefe indio Paiute, en el año 1882 en su libro “La vida entre los Paiutes: Agravios y reivindicaciones”. Estos seres eran conocidos por ser sanguinarios, hostiles y caníbales, y según se cuenta, se habría llevado a cabo una gran batalla que condujo a su exterminio. A principios del siglo XX los arqueólogos encontraron cientos de objetos dentro de la cueva generando especulaciones de que la Leyenda Pauite probablemente haya sido real, alrededor de 10,000 piezas arqueológicas entre huesos, cestas y armas, 60 momias de altura mediana y una sandalia de unos 40 centímetros de largo.

Déjanos un comentario :)