La creadora del spinner no se llevó ni un céntimo, mira la idea original

Catherine Hettinger de 62 años, de Florida, Estados Unidos fue quien creó el fidget spinner en el año 1993, cuyo simple fin era poder contar con un medio para jugar con su hija Sarah. Hettinger quien padece de miastenia, una enfermedad que afecta a los músculos. En el 2005, la patente caducó y no pudo pagar los 360 euros que costaba renovarla y eso fue todo para Catherine. Han pasado 25 años después de que lo inventara, en la actualidad se venden miles de estos juguetes al día y ella no recibe ni un céntimo de los beneficios que generan sus spinners.

Su situación no es buena y sabe lo complicado que es ser inventor, la triste realidad es que tan solo el 3% de los que invierten consiguen ganar dinero, aunque para los nuevos fabricantes, que se han apropiado de la idea les ha resultado totalmente beneficioso.

Hettinger, que ahora podría ser millonaria, no vive torturada por su mala suerte. “Al contrario: estoy muy emocionada de que algo que yo creé tenga tanto éxito. Mi principal motivación nunca fue hacer dinero con los spinner” fue lo que dijo.

Como dato adicional, en el 2005, la compañía Hasbro estaba interesada en fabricar el juguete, pero en el último momento desistió.

Ahora Catherine Hettinger ha lanzado el PROYECTO ORIGINAL en Kickstarter

Déjanos un comentario :)