La misteriosa tumba de Inez Clarke

El cementerio Graceland en Chicago, Illinois, es el lugar de descanso de una misteriosa estatua el cual representa a una jovencita encerrada en un prisma de vidrio y aparentemente debajo de ésta, el cuerpo  de una niña.

Quizás pensarás que el nombre de la pequeña enterrada era Inez Clarke, pero no, Inez es el nombre puesto a la estatua, ya que no se ha reportado ninguna persona enterrada en el cementerio con dicho nombre, a pesar de ello, se tendría cierta información de la joven, quién habría sido abandonada por su madre y criada por sus abuelos. Pero lo que más resalta acerca de esta inusual tumba son las numerosas leyendas a las que está ligada. Una de las historias cuenta que Inez murió mientras transcurría una intensa tormenta llena de rayos y truenos, ella al parecer no podía entrar porque alguien había cerrado la puerta principal con candado, debido a ello, se dice que durante fuertes tormentas la estatua desaparece y que en una noche de intensa lluvia, uno de los vigilantes, al observar el prisma de vidrio se dio cuenta de que ciertamente estaba vacía. El hombre se asustó tanto que sólo se puso a correr para nunca más regresar al cementerio.

Déjanos un comentario :)