Las desapariciones más misteriosas e inexplicables

Estas personas simplemente se desvanecieron, sus desapariciones no han logrado ser resueltas y siguen siendo hasta la actualidad todo un misterio.

1.       Maura Murray: El 9 de febrero del año 2004, Maura Murray manejó su coche hacia una carretera de new Hampshire después de salir de Massachusetts sin explicación. Los residentes cercanos reportaron que la joven de 21 años de edad, les rogó que no llamasen a la policía, una petición que acataron sólo por un tiempo, sin embargo, para cuando llegó un oficial, Murray ya había desaparecido. La policía informó haber encontrado el automóvil cerrado y una inspección reveló una pieza del kit de emergencia del coche introducido en el silenciador, los perros de rastreo no detectaron ningún otro olor a parte del auto, llevando a los investigadores a creer que la mujer podría haberse metido en otro automóvil. Más tarde esa noche, un testigo reportó aparentemente ver a Murray pasar corriendo a 8 km del hallazgo. Nunca más se volvió a saber de ella.

2.       Zebb Quin: Tenía 18 años de edad y provenía de Asheville, Carolina del Norte, estaba manejando la noche del 2 de enero del 2000 cuando recibió un extraño mensaje. Un amigo de él, Robert Owens, recordó que Quinn se detuvo para usar un teléfono público para luego irse frenéticamente por sí solo, el joven no fue visto más, y horas después Owens resultó herido en un sospechoso accidente de auto que nunca fue reportado a la policía. Los investigadores rastrearon el mensaje hacia la tía de Quinn, quién negó haberse comunicado con él y denunció haber sido víctima de un robo en su casa. Su coche fue encontrado 2 semanas más tarde con un par de labios estampados en la parte posterior en lápiz labial y una llave de hotel dentro. En el año 2015, Robert Owens fue arrestado por un triple asesinato no relacionado y una búsqueda de su propiedad reveló sospechosos “fragmentos”.

3.       Amy Lynn Bradley: Amy de 23 años de edad, desapareció de un crucero Royal Caribbean un 24 marzo de 1998 antes de llegar a Curacao, según se informa fue vista por última vez dejando su cabina descalza llevando sólo sus cigarros y dejando la puerta corrediza hacia su balcón abierta. La desaparición siguió varios incidentes espeluznantes incluyendo el robo de sus fotos de vacaciones de la galería del barco. Las tarjetas postales enviadas por Bradley durante su viaje indicaría, de acuerdo a los investigadores, que no tenía intenciones de huir, al menos voluntariamente. En el año 2005 la familia de Bradley recibió fotos explícitas de una mujer que asemejaba mucho a ella, llevándolos a creer que podía ser víctima de esclavitud.

4.       Diane Louise Augat: Diane Augat de 40 años, desapareció inexplicablemente de su casa el 10 de abril de 1998 y fue vista por última vez un día después en el Motel Coral Hudson en Florida. Más adelante, Augat dejó un mensaje en el teléfono de su madre con voz suplicante indicando ¡Ayuda, ayuda, déjame salir! Antes de que termine con el sonido de un forcejeo. El identificador reveló que la llamada fue hecha de un número registrado a nombre de “Starlight” pero no se pudo hallar una locación, el 16 de abril del mismo año, la punta cortada del dedo medio derecho de Augat, con la uña pintada de rojo, fue encontrada en una carretera y sus ropas correctamente dobladas en el congelador al aire libre de una tienda de Odessa, Florida. En el año 2000, una bolsa de plástico conteniendo pertenencias similares a las de la mujer con una etiqueta que decía “Diane” en otra tienda ubicada en Pasco, también en Florida.

5.          Johnny Gosch: El 5 de septiembre del año 1982, Johnny de 12 años de edad, desapareció antes del amanecer mientras seguía su ruta de entrega de periódicos, fue visto por última vez siendo perseguido,  por un auto de color azul, y su carreta de periódicos fue descubierto a sólo 2 cuadras de su hogar, los investigadores creían que Gosch podría haber sido secuestrado, pero el caso permaneció archivado hasta que aparentemente visitó a su madre en 1997. La mamá indicó que el joven le dijo que había escapado de un grupo de abuso infantil liderado por hombres de negocios y prominentes políticos de Iowa. La historia contada por la mujer nunca fue verificada, pero en un giro extraño, varias fotografías de niños cautivos fueron dejadas en su puerta el 2006.

Déjanos un comentario :)