Las fotografías post-mortem más espeluznantes de la época victoriana

La invención de los daguerrotipos (primer procedimiento fotográfico) en el siglo XIX, hizo que las personas quieran capturar tantas imágenes como les era posible. Sin embargo, un giro algo escalofriante, al menos para nuestra época, fue que también capturaron imágenes de sus seres queridos fallecidos (post-mortem) de una manera que los hacía lucir con vida.

Por supuesto, hoy en día, probablemente calificaríamos de “sádico” a quién tome este tipo de fotografías, pero en aquella época era algo bastante común. Aquí te presentamos una aterradora colección.

CON LAS MANOS ENTRELAZADAS

LUCE COMO SI ESTUVIERA EN UN PROFUNDO SUEÑO Y VAYA A DESPERTAR EN ALGÚN MOMENTO.

LA DAMA DE BLANCO

EL NIÑO LUCE ESCALOFRIANTEMENTE VIVO

UNA MADRE SOSTIENE A SU HIJO FALLECIDO

LA NIÑITA APOYADA EN EL REGAZO DE SU MADRE.

LA PEQUEÑA SOSTENIENDO LA MANO DE SU HERMANITA FALLECIDA

LA ÚLTIMA DESPEDIDA DE MANOS

LA FOTOGRAFÍA DE UNA FAMILIA ENTERA

ESA MIRADA

DOS HERMANOS EN UN MISMO ATAÚD

LA ETERNA DURMIENTE

TODAVÍA CON UNA EXPRESIÓN EN EL ROSTRO

LA VÍCTIMA DE UN INCENDIO

LOS PADRES Y SU HIJA MUERTA

LA MIRADA PERDIDA DE LA FALLECIDA

TODA UNA FAMILIA EN UN MISMO ATAÚD

Déjanos un comentario :)