Las prisiones más brutales y peligrosas del mundo

No cabe duda de que una prisión es un sitio donde probablemente nadie quisiera estar, sin embargo algunos de estos lugares están “por encima” del resto no necesariamente por algo bueno sino debido a las horrendas condiciones dentro de ellas.

1.       Prisión Rikers Island: Ubicado en Nueva York, Rikers Island es una de las instalaciones correccionales más grandes del mundo, y está clasificada como una de las peores prisiones de América por haber sido objeto de numerosos incidentes de negligencia y abuso hacia los presos. Asaltos, violaciones y asesinatos cometidos por los guardias de la prisión, así como por otros reclusos son bastante comunes, un acontecimiento notable, fue el enfrentar prisionero contra prisionero para el entretenimiento de los guardias, que aunque se dice ya no se lleva a cabo, hay rumores que sigue hasta la actualidad.

2.       Prisión La Santé: Ubicado en París, La Santé es una de las cárceles más abominables de Francia. Tiene una capacidad de 2,000 presos y un largo historial de abusos y condiciones tan deplorables, que los reclusos son forzados regularmente a permanecer en celdas de hormigón repletas, además de las ratas y piojos. Los reclusos sólo pueden salir durante cuatro horas al día y los más débiles son rutinariamente esclavizados por otros más fuertes, siendo las violaciones un acontecimiento diario. Sorprendentemente, o quizás no, es que la principal causa de muerte en La Santé es la depresión clínica. Varios cientos de prisioneros           han decidido suicidarse con el paso del tiempo, consumiendo veneno de rata o productos de limpieza en desesperación por querer escapar de las deplorables condiciones. Lo más irónico es que La Santé se traduce como Buena Salud, algo que no podría estar más alejado de la realidad.

3.       Prisión Tadmor: La Prisión Tadmor en Siria es descrito como el reino de muerte y demencia debido a la espantosa y despiadada violencia que se produce allí. Cada uno de sus aspectos fue diseñado para deshumanizar a sus habitantes, convirtiéndolo en una de las prisiones más opresivas del mundo. Los guardias rutinariamente hieren gravemente a los presos con hachas y privan de alimento a los que no matan. En un incidente en 1980, más de 500 presos fueron sacrificados en sus celdas como animales. Cuando los guardias no están ocupados atando a los prisioneros y llevándolos hasta la muerte, pueden ser encontrados cortando partes del cuerpo de prisioneros en uno de los muchos patios de la prisión.

4.       Prisión Gitarama Central: Descrito por muchos como el infierno en la Tierra, los presos allí se ven obligados a comer, dormir, vivir y morir apretados en esta despiadada “caja de ladrillos”. Diseñado sólo para albergar a unas 500 personas, la población de esta prisión se disparó a alrededor de 7,000 a mediados de la década de los 90 y sigue manteniendo un promedio de 2,500 personas. Simplemente no hay celdas y muchos se ven obligados a dormir en pasillos, bajo camas y en pisos abiertos. Los prisioneros tienen que acostumbrarse a todo tipo de ambiente y sufren juntos de todo tipo de enfermedades. Y la situación más impactante, es que debido a la desesperación por sobrevivir, se ha escuchado hablar de reclusos matando a otros para consumir su carne.

5.       Campo 22: Posiblemente la institución más controversial y horrenda en el mundo, Campo 22 es un campo de concentración en Corea del Norte. Ganando atención internacional en el año 2012, es una prisión aislada para presos políticos. Capaz de albergar hasta 50,000 presos, es un gran complejo, que encarcela familias enteras, e incluso a los descendientes. Los prisioneros están sujetos a torturas e incluso a la experimentación humana, donde se convierten en ratas de laboratorio. No está claro si el campo sigue funcionando, pero su legado será recordado como el más terrorífico.

Déjanos un comentario :)