Misteriosos seres vivos nacidos en el espacio

Estos seres lograron sobrevivir de manera increíble a las condiciones extremas que presenta el espacio, mostraron habilidades que han dejado desconcertados a los más grandes científicos, quienes consideraron la idea de que incluso algunos pueden provenir de un lugar distinto a La Tierra.

1.       Los Hongos de la Estación Espacial: En el año 1988, astronautas rusos notaron que “algo” crecía y se esparcía rápidamente en la ventana de La Estación Espacial Mir, de acuerdo al estudio de la microbióloga Natalia Novikova se determinó que aquello que estaba creciendo exitosamente era nada más y nada menos que hongos que se alimentan de vidrio, metales y plástico y prosperaban en el espacio porque su intensa luz UV causa una reacción dentro del organismo que le proporciona energía. Novikova describió al hongo como “peligrosamente agresivo” ya que se esparcieron rápidamente comenzando así a alimentarse de la propia Estación Espacial, dañando sus ventanas de cuarzo de titanio, carcasa de aluminio y equipos de cobre, además que representaban un peligro para los astronautas. Los investigadores no lograron determinar el origen del hongo y han considerado la posibilidad de que provenga de un lugar ajeno a La Tierra.

2.       El mar de estrellas: Mir no es la única estación espacial que cuenta con extraños organismos viviendo dentro en el frío vacío del espacio. Los astronautas que realizaban un análisis rutinario de muestras en los exteriores de la ISS, se sorprendieron al descubrir plancton marino. La película viscosa se aferraba a la nave espacial y los científicos no tienen idea de cómo llegaron allí o cómo lograron multiplicarse. Curiosamente, el plancton no proviene de ningún lugar en nuestro planeta, el descubrimiento aparentemente se habría filtrado de la Agencia Espacial Federal Rusa, pero la NASA aún no brinda algún comentario o confirmación del inexplicable hallazgo.

3.       La súper flor de cereza: En el año 2008, parte de un cerezo proveniente de un popular árbol de 250 años de edad de Kyoto, Japón, fue llevado a la Estación Espacial Internacional a 370 km sobre la Tierra donde fue plantado por el botánico Takao Yoshimura. Aunque parecía extremadamente difícil que esa pequeña parte de cerezo logre brotar, logró hacerlo, y un año después fue devuelto y plantado en La Tierra. Notablemente, en tan sólo 4 años el árbol creció 4 metros y produjo diez floraciones, una hazaña que por lo general tarda una década en un cerezo normal. Los científicos aun no determinan el por qué dicho cerezo “del espacio” logró crecer a velocidades misteriosas, pero el investigador Kaori Tomita plantea que existe la posibilidad que el ambiente cósmico haya tenido un impacto en ciertos agentes de las semillas que controlan el brote y el crecimiento, aunque se requiere de mayor investigación, el hallazgo podría ser un buen presagio para las “granjas espaciales” las cuales podrían alimentar una colonia espacial en el futuro.

4.      Los ositos espaciales: Tardígrados, animales minúsculos virtualmente indestructibles que a menudo residen en el suelo, son las primeras criaturas que se sabe sobrevivieron en el espacio. Estos animalitos bautizados como “Ositos de agua” pueden sobrevivir años sin líquido elemento. A medida que muere, el tardígrado retrae su cabeza y ocho patas, además que su metabolismo se ralentiza en un 99% sólo para “revivir” cuando vuelve a ser hidratado. Estas criaturas poseen un significativo porcentaje de ADN “extranjero”, algo que los científicos no pueden explicar. En el año 2007, los científicos de la Estación Espacial Europea enviaron cientos de tardígrados deshidratados a bordo del satélite FOTON-M3, donde por 10 días fueron expuestos a la presión y radiaciones del espacio para comprobar como reaccionaban ante tal ambiente. Los investigadores rehidrataron a los “osos de agua” y se dieron cuenta de que muchos habían sobrevivido e incluso habían puesto huevos los cuales contenían una descendencia completamente sana. Los científicos plantean que esta increíble capacidad de supervivencia en ambientes hostiles podría estar ligado a ese porcentaje de ADN desconocido o debido a su mecanismo de rehidratación.

Déjanos un comentario :)

error: