El poder del beso en el tercer ojo, descubre un inmenso potencial

¿Alguna vez has notado que ser besado en la frente es mucho más intenso y diferente? ¿Qué lo hace tan poderoso y por qué tiene un impacto en nuestros sentimientos directamente? ¿Hay algo desconocido para nosotros sobre el significado de nuestra frente o solo depende de la persona? Comencemos por encontrar algunas respuestas.

La frente es en realidad donde reside el “tercer ojo”, cuando te besan en la frente, están tocando tu tercer ojo y resulta ser mucho más de lo que podría parecer; en cierto modo, están besando tu alma.

La frente es una parte especial en nuestro cuerpo, es la ventana para que alguien se acerque a tu alma. Para aquellos que no están familiarizados con el concepto del “tercer ojo”, es un vínculo con el ser interno. Se conecta con el estado de conciencia superior. El tercer ojo es un reflejo de qué tipo de persona somos. Determina cuán espiritualmente conscientes estamos; aunque es invisible a simple vista, reside entre nuestras cejas.

EL BESO DEL TERCER OJO

Como mencionamos anteriormente, el centro del tercer ojo está situado entre las cejas. Por lo general, es un centro espiritual latente, pero su activación te brinda perspicacia, intuición y conexión con tus centros superiores. Si realmente amas a alguien y te importa, el beso del tercer ojo puede ser una gran experiencia edificante para ambos.

Besa el centro de la frente entre las cejas, pero ligeramente con un pensamiento de compasión y amor genuino por esa persona; esta simple acción activa las glándulas pineal y pituitaria de la persona, dándoles una sensación de seguridad y bienestar.

El poder sanador que trae es inmenso y muchos lo comparan con un toque divino e incluso se ha mencionado en muchas escrituras antiguas.

 

¿QUÉ OCURRE CUANDO BESAS EN LA FRENTE?

El tercer ojo te lleva a un estado de realización y te sientes más consciente. Esta sensación dura más de lo normal y se convierte en una expresión de amor platónico. En el cuerpo humano existe una glándula llamada glándula pineal que es donde se cree se localiza el tercer ojo. Las características y la función de esta glándula son furtivas. Produce melatonina que regula el ciclo de sueño en nuestro cuerpo, por lo que muchos consideran que un buen beso nocturno en la frente podría resultar muy útil para dormir bien en la noche.

Si bien se desconoce la función fisiológica de la glándula pineal, las tradiciones místicas mencionan que esta parte del cerebro es una puerta al mundo espiritual. Los beneficios de ser besado en la frente van más allá de nuestra imaginación.

Puede desencadenar una sensación de seguridad y salud, que es esencialmente lo que nuestra mente requiere todo el tiempo. Si aún no estás seguro de esto, puedes intentar con tus seres queridos, probablemente te sorprendas al ver los resultados con el tiempo. Solo deja que la divinidad del tercer ojo te abrume con su significado y potencial.

Déjanos un comentario :)