Richard Ramírez, el depredador nocturno

193 Compartir

Un asesino en serie que les recordó a las personas la importancia de un hogar seguro, un hombre que increíblemente, a pesar de los horrores que cometió, posee seguidores y admiradores en todas partes del mundo,  siendo incluido además como un personaje en la popular serie American Horror Story. Conozcamos a fondo a Richard Ramirez, el depredador nocturno.

Richard nació en El Paso, Texas en el año 1960, como el más joven de 5 hermanos, su padre era un ex policía de Juárez que trabajaba arduamente en el ferrocarril de Santa Fe, un hombre abnegado al parecer pero ocasionalmente sufría de “explosiones” violentas de comportamiento llevándolo a cometer ciertos abusos contra su familia, aparte de esto, Richard parecía ser propenso a sufrir accidentes, en dos oportunidades se ocasionó dos graves lesiones en la cabeza cuando era niño, la primera cuando una cómoda le cayó encima y le laceró la cabeza y otra cuando un columpio en el parque lo golpeó tan fuerte que lo dejó inconsciente.

Richard comenzó a experimentar ataques epilépticos frecuentes, los mismos que seguirían atormentándolo durante su adolescencia, sin embargo las cosas se tornarían oscuras cuando comenzó a pasar tiempo con su primo mayor de nombre Miguel, un veterano de las Boinas Verdes quién se jactaba a menudo de las experiencias vividas más horripilantes durante la Guerra de Vietnam, un hombre torcido y enfermo que gustaba de mostrarle a su menor primo fotografías que tomó de personas que había matado o mujeres que había violado, incluso, algunas de las imágenes mostraban a Miguel sosteniendo la cabeza seccionada de las féminas abusadas. Esta relación avanzó unos pasos más cuando Miguel comenzó a enseñarle a Richard habilidades militares incluyendo el sigilo y las matanzas. Richard comenzó a evitar a su padre y pasaba las noches durmiendo en cementerios.

Miguel, el primo de Richard

La influencia de Miguel sobre Richard continuó, un día el despiadado hombre decidió dispararle a su esposa Jesse en el rostro con un revolver calibre 38 después de una discusión, el muchacho estaba presente en aquel momento y observó con lujo de detalles, todo lo ocurrido, ser testigo del asesinato le afectó tanto que comenzó a alejarse de los demás, mientras tanto Miguel indicó que sufría de problemas mentales por lo que fue liberado después de pasar 4 años en un manicomio. Richard se mudó con su hermana mayor y su esposo quién era un tipo de stalker obsesionado y arrastraría al joven con él. Tanto Richard como su cuñado solían mirar a través de ventanas de casas desconocidas buscando mujeres desnudándose, durante este tiempo Ramírez comenzó a ahondar en drogas y satanismo y con el paso del tiempo, la línea que dividía su desviada introducción a  la sexualidad y sus experiencias con la violencia empezó a difuminarse.

Richard terminó trabajando en el Holiday Inn y utilizaba su clave de acceso para ingresar a las habitaciones de las personas y robarles mientras dormían, eventualmente fue despedido cuando un cliente volvió a su cuarto una noche y encontró al joven intentando violar a su esposa, el hombre lo golpeó fuertemente pero debido al hecho de que era extranjero y sin tener intenciones de volver para el proceso del juicio, la pareja decidió no testificar contra el muchacho y todo quedó en la nada. Richard abandonó la escuela y a la edad de 22 años se trasladó a California pero su destino estaba a punto de convertirse en algo mucho más serio y peligroso.

El 10 de abril de 1984 el depredador nocturno había nacido, fue en aquel entonces que el primer asesinato conocido de Richard salió a la luz, una niña de 9 años de edad fue hallada muerta en el sótano de un hotel donde Richard había estado viviendo en San Francisco, la pequeña fue golpeada, violada y apuñalada hasta su muerte, su cadáver fue introducido en un tubo. La siguiente víctima fue hallada el 28 de junio de 1984, tenía 79 años y fue apuñalada brutalmente mientras dormía y su cuello cortado tan severamente que prácticamente estaba decapitada, en marzo de 1985 Richard atacó a una joven de 22 años mientras ingresaba a su garaje siendo disparada en el rostro, afortunadamente la bala rebotó en sus llaves cuando alzó las manos para protegerse y sobrevivió, mientras tanto su compañera de cuarto se escondió al escuchar el tiroteo pero Richard la encontró y le disparó directamente en la cabeza matándola instantáneamente.

Esto no sería suficiente para el asesino ya que después de 1 hora aproximadamente pasado su crimen, le dispararía dos veces a otra mujer de 30 años de edad en el Parque de Monterey, la misma que falleció al llegar al hospital. Estos actos criminales increíblemente audaces y escandalosos despertaron la atención de los medios de comunicación, el depredador nocturno recién estaba empezando.

Diez días después, Richard ingresó a una casa aproximadamente a las 2:00 a.m. y le disparó a un hombre de 64 años mientras dormía, su esposa se despertó por los ruidos y fue golpeada repetitivamente para luego ser atada e interrogada ansiosamente el lugar de sus pertenencias valiosas, mientras el asesino buscaba en todo el cuarto, la mujer logró escapar de sus ataduras y cogió el arma de su esposo, la misma que no estaba cargada, esta acción llenó de furia a Richard, quién le disparó tres veces y mutiló su cuerpo, sacando sus ojos y colocándolos en un joyero. El depredador nocturno seguía invadiendo los hogares de las personas, matando, violando y robando, siendo sus víctimas preferidas las mujeres ancianas, dejando para sorpresa de muchos una que otra persona con vida, una de estas “afortunadas” fue una niña de 16 años a quién trató de estrangular de distintas formas pero al observar que la muchacha simplemente seguía respirando lo tomó como señal de intervención divina por Jesucristo y huyó.

En algunas ocasiones Richard utilizaba labiales para dibujar pentagramas en las paredes o en el cuerpo de las víctimas, el hombre continuaba con sus aterradores crímenes. Las autoridades policiales e investigadores lograron identificar una huella dejada por Richard en un auto robado, el mismo que les sirvió para identificarlo y colocar su fotografía en todos los medios posibles para ser capturado, el hombre al observar esto trató de esconderse inmediatamente pero no había ningún otro lugar donde podía huir, todos sabían quién era, siendo golpeado con una barra de metal en la cabeza por los residentes y atrapado hasta que la policía hizo su aparición.

El depredador nocturno había sido capturado y probablemente uno de los momentos más populares en su historial fue cuando levantó la mano el cual tenía dibujado un pentagrama mientras exclamaba saluden a satán, esto ocurrió en su primera aparición en la corte, el 28 de septiembre de 1989 Richard Ramírez fue condenado por 13 asesinatos, 5 intentos de asesinato, 11 ataques sexuales y 14 robos, fue sentenciado a morir en la cámara de gas, sentencia que al ser escuchada por Richard, éste simplemente se burló exclamando: ¡Gran cosa! La muerte siempre estaba en el territorio, nos vemos en Disneyland.

Richard Ramírez murió a la edad de 53 años en el 2013 no por la cámara de gas sino por un linfoma.

193 Compartir

Déjanos un comentario :)