Secretos paranormales del ocultismo nazi

1.       Sociedad Thule: Algunos historiadores alegan que el Partido Nazi fue fundado con profundas raíces ocultistas en la sociedad neo-pagana de Thule. La organización secreta fue inicialmente conocida como la Germanenorden (Orden Alemana) Walvater del Santo Grial, fue renombrado en 1918 basado en la teoría de “Última Thule”, una antigua tierra perdida que se dice fue hogar de la raza Aria. Los místicos nazis especularon que Thule pudo haber sido una referencia original para la civilización desaparecida de la Atlántida y algunos creían que sólo las avanzadas “energías tecnológicas” de Thule podían “salvar la Patria”, los miembros llevaron a cabo juramentos de sangre de pureza aria y se convirtieron en los primeros organizadores de los proto-nazis Deutsche Arbeiterpartei.

2.       El Ahnenerbe: En un esfuerzo por demostrar que una mitológica raza Aria dominó alguna vez el mundo, Heinrich Himmler tomó control del Ahnenerbe, una institución nazi encargada de investigar la historia arqueológica y científica de la superioridad racial alemana. En el ala arqueológica hubo estudios de piedras runas y artefactos para desbloquear sus antiguos poderes mágicos, mientras que otro departamento predijo el tiempo basado en una teoría del “hielo cósmico” que llegó a su creador en una visión, en el área médica un programa de cría aria pretendía restaurar los poderes de  telequinesis de una “raza pura” y escondido dentro de un pozo minero, el instituto, según se informa, mantuvo los cadáveres de caudillos teutónicos para su resurrección.

3.       Hexenkartothek: La historia y la persecución de brujas fue también una obsesión para Himmler, quien supuestamente descubrió que tenían un antepasado brujo, Margareth Himbler, quemada viva en 1629. Para investigar acerca del fenómeno oculto, Himmler organizó el SS Hexen- Sonderkommando encargado de crear el índice Hexenkartothek de brujas, el cual podía ser utilizado contra las objeciones papales hacia el Holocausto. Más allá de la propaganda, el interés de Himmler también se centraba en una aparentemente reunión sobrenatural de cuervos en los sitios de ejecución de brujas y un descubrimiento checo del 2016 dio a conocer una biblioteca nazi oculta de unos 13,000 libros sobre brujas, sugiriendo así un profundo interés por las artes oscuras.

4.       Astrología Nazi: Karl Ernst Krafft fue un astrólogo suizo contratado por los nazis después de predecir la explosión de una bomba en la cervecería de Munich. Krafft fue arrestado inicialmente acusado por ser un conspirador, pero sus conocimientos astrológicos persuadieron a los Nazis para que usen sus poderes. Primero fue puesto a trabajar en el ministerio de propaganda del Reich de Joseph Goebbel descifrando los cuartetos de Nostradamus donde se convenció de que las profecías mencionaban el ascenso de Hitler y el dominio del Tercer Reich. Krafft más adelante le suministró a Hitler un horóscopo privado y afirmó haber influido en el retraso de la Operación Barbarossa. La inteligencia británica se preocupó tanto que un místico estaba guiando el esfuerzo de guerra nazi que contrataron uno ellos mismos.

5.       El hipnotismo de Hitler: Conocido como hipnotizador, mentalista y ocultista, el austriaco Erik Jan Hanussen fue un confidente cercano de la élite nazi y solía reunirse con el mismo Hitler para enseñarle poderes de control de masas y el uso del poder protector de la raíz de mandrágora. Hanussen ganó la atención de Hitler después de predecir en un trance que ascendería a la Cancillería de Alemania en 1993, el místico también predeciría el fuego del Reichstag que fue crucial en el establecimiento del poder absoluto nazi y hay rumores de que el propio Hanussen hipnotizó al pirómano para cometer el acto, después del incendio, se descubrió que Hanussen era judío y fue asesinado antes de que pudiera ganar el amparo de Hitler.

Déjanos un comentario :)