Selah, la misteriosa palabra bíblica cuyo significado nadie sabe

Muchos eruditos bíblicos ni siquiera intentan traducir esta palabra, y los que lo intentan no pueden ponerse de acuerdo sobre su significado.

Curiosamente, el significado de la palabra era desconocido incluso para los antiguos comentaristas bíblicos. Los eruditos han especulado sobre su significado desde el año 270 a.C. cuando el Antiguo Testamento fue traducido al griego.

La palabra hebrea Selah se menciona con frecuencia en el Libro de los Salmos, 74 veces en la Biblia hebrea y 3 veces en Habacuc, el octavo libro de los 12 profetas menores de la Biblia hebrea. Es obviamente una palabra importante, pero no sabemos lo que significa.

La primera vez que vemos la palabra Selah en la Biblia es en 2 Reyes 14:7, más concretamente traducido como “Sela” se refiere a una ciudad fuerte e incluso a la ciudad capital de Edom que está rodeada de montañas. El equivalente árabe se conoce como “Petra”, también llamado así por los griegos.

El uso más popular y frecuente de la palabra Selah está en los Salmos, debido a ello, muchos la interpretan como “silencio” o “pausa” al final de un verso o al final del Salmo. Otros sugieren que la palabra significa “fin” o “piano”. También se cree que se representa a partir de dos palabras hebreas: s_lah “alabar”; y s_lal “levantar”.

Otra posible palabra hebrea relacionada con Selah es Calah, la cual significa “colgar” o “medir o pesar en los balances”. También es posible que Selah sea una notación musical que se refiera a un descanso para los cantantes y/o instrumentistas que interpretaron los Salmos. Si esto fuera cierto, cada vez que Selah aparece en un salmo, los músicos hacen una pausa, tal vez para tomar aliento, cantar a cappella o dejar que los instrumentos toquen solos.

Sin embargo, la experta en música, Suzanne Haik- Vantoura tiene una opinión diferente ya que sugiere que Selah no es una notación musical. Ella piensa que la palabra es parte de la letra y, como Amén al final de la oración, Selah enfatiza la importancia o realidad de lo que se dijo.

En la actualidad, muchas personas ni siquiera están familiarizadas con la misteriosa palabra y, sin embargo, en la Biblia el Señor usa “Selah” dos veces más seguido que “Amén” y tres veces más que “Aleluya”.

Tanto las palabras Amén como Aleluya son hoy reconocidas como términos internacionales. Es extraño que la palabra Selah, que se usa en más del 25% de los Salmos, apenas sea conocida por la mayoría de las personas.

Desafortunadamente, dado que la etimología y el significado preciso de la palabra son desconocidos, solo podemos especular acerca de su propósito en los textos sagrados.

Déjanos un comentario :)