Universos Paralelos, la increíble historia de la mujer que despertó en otra realidad

La idea de existencia de un universo paralelo es bastante intrigante y es que es un concepto que tanto la física moderna así como las matemáticas la apoyan a pesar de que no se posee evidencia tangible. Las historias que se cuentan alrededor de esta teoría son fascinantes y una de ellas es el caso de Lerina García Gordo.

El caso de esta mujer se trata acerca de un aparente salto hacia un universo paralelo y quedarse en ese lugar. El universo paralelo en el que la conciencia de Lerina saltó (nuestra realidad) no era muy diferente del suyo. Esta mujer no era una típica “viajera en el tiempo” no se encontraba en el futuro o en el pasado, sino en una dimensión en la que la mayoría de cosas seguía siendo la misma, pero había suficientes diferencias importantes y notables.

Una mañana de marzo del año 2008, Lerina se despertó con diferentes sábanas y pijamas que había utilizado para irse a dormir, no le prestó mucha atención a dicho detalle y simplemente se preparó para ir a laborar. En el trabajo, su escritorio estaba ocupado por un hombre desconocido, el logotipo de la compañía era diferente y se enteró en aquel momento que trabajaba en un departamento que no existía hasta el día anterior, al observar estos bizarros cambios, la mujer se sintió afligida y confundida, por lo que decidió salir de su oficina alegando que no se sentía bien.

La joven decidió ir al médico, pero sus análisis no arrojaban nada fuera de lugar. Una vez en su casa, empezó a notar diferencias en la ubicación de las decoraciones, los muebles y su ropa en el armario. Al tratar de darle sentido a la situación, caminó hasta el apartamento de su novio a pocas cuadras de su hogar, por la carretera, ya que no podía contactarlo por otro medio. Al llegar a la supuesta casa de su pareja, de nombre Agustín, se sorprendió al descubrir que la persona en sí no existía y confundida nuevamente, decidió regresar a su casa para encontrar cosas de su ex novio Miguel y se dio cuenta que en aquella “realidad” ella aún seguía en una relación con esa persona.

Al darse cuenta que no podía escapar de dicha “realidad” simplemente tomó la decisión de seguir adelante con su vida. Trató de buscar información sobre Agustín a través de su propia investigación y la ayuda de un detective privado, pero llegó a la conclusión de que ciertamente esa persona no existía. Se dice que Lerina publicó detalles de su historia junto con un pedido de ayuda en su blog, en julio del año 2008 y a pesar de que la página ya no está activa, su historia sigue llamando la atención de cientos de personas.

Es difícil determinar si la historia es verdadera o no, ya que Lerina no puede ser contactada. Lo que podemos afirmar con seguridad es que la historia es intrigante y alimenta aún más la idea de los universos paralelos, ¿Acaso es este fenómeno más común de lo que imaginamos? ¿Habrá personas que han experimentado lo mismo pero temen compartir su historia abiertamente? Cuéntanos tu opinión en la caja de comentarios.

Déjanos un comentario :)