10 señales de que eres el portador del karma de toda tu familia

166 Compartir

Una de las creencias tradicionales más extrañas sobre la espiritualidad es que algunos de nosotros somos portadores del mal karma en nuestra línea de sangre. Algunos expertos en el tema indican que las nuevas generaciones en una familia, pagan por las malas acciones de los parientes pasados.

Esto suena aterrador para muchos, pero incluso en algunas partes del mundo, esta es una creencia firme, especialmente en aquellos lugares donde los valores tradicionales y familiares aún se respetan.

Cuando alguien lleva el peso de un gran karma, éste puede pasar a la siguiente generación. Los videntes y espiritistas modernos afirman que a través de la energía negativa, los pensamientos, sentimientos y acciones, las generaciones anteriores pasan el karma de manera subconsciente a la generación más joven. Si el karma es tan fuerte, algunos efectos se vuelven visibles. Sentirás falta de amor, falta de concentración, de atención, etc. Simplemente sentirás que algo no va nada bien.

Si realmente quieres saber si podrías ser el portador del karma familiar, estas son las 10 señales que podrían ayudarte a descubrirlo:

1.       De vez en cuando, te sientes enfermo de la nada, y a veces incluso sientes como si el peso del mundo estuviera sobre tus hombros.

2.       Eres el más espiritual, consciente e inteligente de tu familia.

3.       Eres la persona que siempre tiene la “mala suerte” y siempre quedas atrapado en las peores situaciones posibles en tu familia.

4.       Parece que eres “diferente” al resto de tus parientes. Puedes sentirlo, incluso si no sabes exactamente en qué difieres del resto.

5.       Tienes la extraña sensación de que ese llamado karma familiar existe y que inconscientemente estás buscando una salida.

6.       Te preocupa que puedas llevar el karma a la siguiente generación y que sea perjudicial para tus seres queridos.

7.       Crees que el mal karma será perjudicial para ti, te vuelves paranoico de las consecuencias.

8.       Te preocupas por ser tener una actitud suficientemente positiva y si tienes las vibraciones de frecuencia correctas.

9.       Estás obsesionado con lo supersticioso con respecto al concepto del karma y dedicas tu vida a tratar de hacer buenas acciones.

10.   Tienes sentido y esperanza, y puedes estar sintiendo que el karma familiar está mejorando y te ilusionas en ello.

Queremos recalcar que el karma familiar no siempre debe ser algo malo, y aunque en la mayoría de casos si lo es, esa situación puede cambiar. Vencer el karma malo de la familia es realmente difícil, por lo que no hay una respuesta certera ante la pregunta ¿Cómo lo detengo? Aun así puedes ayudarte con la meditación y el aprender a controlar tu energía y alma.

166 Compartir

Déjanos un comentario :)