Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

10 señales que podrían indicar que eres víctima de una maldición

18 mayo, 2018

Las maldiciones son una de las prácticas más comunes desde los albores de la civilización humana. Desafortunadamente, esta actividad todavía es un ritual de brujería extremadamente popular en muchas partes del mundo. Una de las razones por la cual no es extraño que alguien reciba alguna maldición por parte de otra persona.

Pero ¿Qué es una maldición? Para defendernos, primero debemos saber a qué nos enfrentamos. Una maldición o maleficio es una forma de hechizo, lanzado espontáneamente (impulsado por la ira u otras emociones oscuras) o estratégicamente (usando un ritual de magia) con una intención malévola.

Una maldición puede apuntar a una persona, una ubicación o incluso un objeto. Una vez que la maldición es lanzada, tratará de marcar y dañar al objetivo por cualquier medio posible. El éxito de la maldición dependerá de qué tan protegido esté el objetivo. Esta forma de hechizo perdurar incluso hasta después de la muerte. A continuación te presentamos algunas señales que podrían indicar que eres víctima de una maldición.

1.       HALLAR OBJETOS ATERRADORES EN TU HOGAR: Los hechiceros o brujos que te tienen como objetivo necesitan establecer contacto contigo para maldecirte. Para lograrlo deben ingeniarse diversas maneras y su herramienta más común es el miedo. El miedo une a las personas. Si te sientes maldito, es probable que esto ocurra como una profecía autocumplida. Desde un punto de vista psicológico, cuando estamos convencidos de que somos el blanco, podemos actuar como personas maldecidas. Si hallas objetos aterradores que nunca antes habías observado, llama a un experto en el tema y deshazte del objeto en cuestión, pero recuerda que nunca debes botar algo posiblemente maldito a un lago.

2.       SÍMBOLOS EXTRAÑOS EN TU CASA: Las brujas pueden necesitar “marcar” su territorio con un sigilo o talismán maligno. Encontrar talismanes mágicos o sigilos de origen desconocido e n tu territorio, significa que una bruja estuvo allí. Estos símbolos probablemente estén inscritos con un cuchillo (daga ritual) o una pintura con tinta mágica. Si estás seguro de que se tratan de símbolos hechos por algún brujo/a, procede a removerlo y séllalo con agua bendita.

3.       FOTOS PERDIDAS: Se cree que las fotos (especialmente las más antiguas o no digitales) poseen algo de energía áurica sobre ellas. En realidad, pueden actuar como un enlace al lugar, animal o persona fotografiada. Se usa como punto focal para muchos rituales. Por lo tanto, tus fotos extraviadas podrían ser el resultado de personas que quieren usarlas en rituales oscuros.

4.       PÉRDIDA DE ROPA INTERIOR O DE OBJETOS MUY PERSONALES: La ropa interior tiene una fuerte impresión áurica impregnada en ella. Algo que también se aplica para artículos muy personales, como un reloj. Esta energía se puede usar como in enlace en los rituales.

5.       LÍQUIDOS DE INGREDIENTES DESCONOCIDOS, APARECEN ESPARCIDOS EN TU PUERTA DE ENTRADA O ALREDEDOR: En algún momento alguien podría intentar usar pociones encantadas para hechizarte a ti o a tu entorno. Para hacerlo, el líquido tiene que esparcirse alrededor de tu casa o en la puerta. Encontrar tales líquidos junto a uñas de hierro o vasos rotos puede significar que están tratando de maldecirte. Si sospechas que éste podría ser tu caso, llama a un equipo especialista en limpieza y cuando acaben esparce agua bendita en los lugares donde estaba el líquido.

6.        EXPERIMENTAN DOLORES AL AZAR: A veces, un ataque psíquico, también conocido como una maldición, interactúa con tu matriz energética, el cual quizás puedas sentir como dolor físico. Por lo tanto, este dolor es en realidad una advertencia por parte de tu aura de que algo malo ha sucedido. Especialmente si este dolor no se parece en nada a lo que alguna vez hayas sentido o afecta a una parte de tu cuerpo que es 100% saludable. En estos casos debes monitorear el dolor, ¿Cuándo comenzó? Limpia y protege tu aura.

7.       LOS ÁRBOLES ACTÚAN EXTRAÑO, LAS PLANTAS EN TU HOGAR SE MARCHITAN RÁPIDAMENTE SIN EXPLICACIÓN ALGUNA: Si de repente las plantas en tu hogar comenzaron a marchitarse rápidamente, fíjate en la tierra. Por lo general las personas que practican hechicería prefieren enterrar objetos encantados en plantas de interior. Éstas se marchitan rápidamente ya que son los primeros afectados. Si tienes alguna sospecha, revisa el florero y la tierra, en caso de hallar algún elemento extraño deséchalo consultando a la vez con un especialista en el tema.

8.       COMPORTAMIENTOS INUSUALES EN ANIMALES DE CASA O ALREDEDOR: Generalmente una maldición atrae entidades de baja vibración que acechan alrededor del objetivo maldito. Por lo tanto, los animales que son más sensibles a detectar espíritus o energías, actúan de forma extraña. Ten en cuenta los siguientes ejemplos:

–          Aves, generalmente cuervos, vuelan constantemente alrededor de tu casa.

–          Los perros ladran a la nada.

–          Los gatos de repente se ponen a la defensiva.

–          Comienzas a ver hormigas (especialmente las rojas) donde antes no había.

En estos casos, analiza bien los comportamientos animales, limpia tu casa con agua bendita y observa si a partir de ese momento tus mascotas se comportan distinto.

9.       VER A ALGUIEN EN TUS SUEÑOS LANZANDO UN HECHIZO SOBRE TI: Por lo general, los individuos que lanzan hechizos son personas enfurecidas propensas a cometer errores. por ejemplo, el no cubrir sus “pistas psíquicas”. Esto hace que una persona intuitiva, aunque maldita podría persistentemente ver al causante del hechizo en sus sueños. Esto podría ser una señal de advertencia para el afectado. En estos casos, pregúntate ¿Hay alguna razón por la que esta persona quiera hacerme daño? Si quizás le hiciste algo malo a ese individuo trata de hacer un ritual de perdón, esa es una forma de romper la conexión.

–          Primero perdónate a ti mismo por cualquier error que hayas cometido.

–          Perdona al que crees que está haciendo la maldición.

–          Ámate y protégete creando un “escudo de luz” alrededor tuyo. Invoca a un escudo contra la oscuridad.

10.       LOS AMULETOS PROTECTORES DESAPARECEN O SE QUIEBRAN: Los amuletos están presentes en un hogar para que reciban directamente el daño y no nosotros o la casa que están protegiendo. Sin embargo cuando uno de estos objetos desaparece o se quiebra de la nada, significa que su energía ha sido consumida. En esto casos recuerda reemplazarlo con uno nuevo ¡No intentes arreglar el que ya está arruinado!