Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Acaban de hallar algo increíble, nuevas estructuras gigantes y totalmente desconocidas en el interior de la Tierra

15 junio, 2020

Los científicos que utilizan un algoritmo de aprendizaje automático que se desarrolló originalmente para analizar galaxias remotas para investigar 30 años de datos de terremotos, han descubierto una vasta y totalmente desconocida estructura compuesta de materiales exóticos que ocupan el límite entre el núcleo externo líquido de la Tierra y el manto inferior, es decir, una zona que se encuentra a unos 3.000 kilómetros aproximadamente debajo de nuestros pies y que ya indican que se remontan a un tiempo antes de que la Tierra tuviera una Luna. De acuerdo a los científicos, estos masivos objetos anómalos podrían ser material parcialmente derretido formado a partir de una colisión colosal entre la Tierra primitiva y un objeto del tamaño de Marte hace más de cuatro mil millones de años.

Los científicos, dirigidos por Doyeon Kim, un sismólogo y científico visitante de la Universidad de Cornell, alimentaron los sismogramas capturados de cientos de terremotos que ocurrieron entre 1990 y 2018 en un algoritmo llamado “Secuenciador” para analizar miles de registros de ondas sísmicas e identificar ecos del límite entre El núcleo fundido de la Tierra y la capa de manto sólido sobre él. Estas ondas sísmicas, cada una con una magnitud de al menos 6,5, que sacudieron el mundo subterráneo bajo el Océano Pacífico en las últimas tres décadas, son patrones deformados que se capturan en sismogramas, registros de actividad de las olas dentro de la Tierra, lo que permite a los sismólogos capturar atisbos raros de nuestro propio inframundo, el lugar desconocido, demasiado profundo e inaccesible de nuestro planeta.

Desde hace muchos años, se sabe que los terremotos generan una serie de ondas sísmicas que se mueven a través de este espacio, pudiendo modificar su ruta, acelerar o incluso extenderse a lo largo de miles de kilómetros, siendo capturados por sismógrafos en el planeta. Estas ondas modifican su movimiento si encuentran cambios en la temperatura, composición y densidad de las rocas, por lo que un equipo de expertos quería analizar qué tipo de materiales causaron las variaciones.

“Encontramos ecos en aproximadamente el 40% de todas las rutas de ondas sísmicas. Eso fue sorprendente porque esperábamos que fueran más raros y lo que eso significa es que las estructuras anómalas en el límite núcleo-manto están mucho más extendidas de lo que se pensaba. Esto nos muestra que esta región tiene muchas estructuras que pueden producir estos ecos, algo de lo que no nos habíamos dado cuenta antes porque teníamos una visión estrecha “. indicó el científico Kim.
La composición de estas estructuras es desconocida, aunque se ha descubierto que son más numerosas de lo que se pensaba anteriormente, según el estudio publicado en ‘Science Mag’.

Ahora, después de una investigación, se tratará de saber exactamente qué tipo de materiales los conforman y por qué están allí, dos respuestas que pueden ayudarnos a desentrañar algunos de los enigmas de nuestro planeta, como, por ejemplo, los procesos que han hecho que la Tierra evolucione y cambie con el tiempo. Por supuesto no faltan los usuarios en redes sociales que creen que dichas estructuras podrían tener un origen alienígena distinto a lo que usualmente se plantea como meteoritos, etc. Y que, de ser el caso, sería casi seguro que esa información no saldría a la luz. Por supuesto nada puede asegurarse, solo nos queda esperar las respuestas después de las investigaciones realizadas, lo que no podemos negar es que se trata de uno de los descubrimientos más interesantes de los últimos tiempos.