Almas viejas, 7 problemas que tienen que enfrentar

91 Compartir

Quizás en la infancia les ocurrió a muchos de ustedes que en vez de pasarla jugando con otros niños preferían entablar conversaciones con personas mayores. Pero un alma vieja no solo significa una mayor madurez sin importar la edad, sino además el enfrentar ciertos problemas concernientes a su estado:

1.       Les resulta algo difícil dejar de hablar ya que son mucho más conversadores. Por supuesto las conversaciones con un alma vieja son mucho más interesantes y profundas.

2.       Su idea de diversión no es apreciada por la mayoría de personas ya que les encanta la idea de sentarse junto a la chimenea, leer libros, tomar un buen té, abrazar un árbol, en fin, para la mayoría de sus amigos, salir a socializar es la mejor opción para divertirse. Este es un problema común que comparten las almas viejas en cuerpos jóvenes. El truco consiste en tratar de encontrar amigos a quienes les guste actividades parecidas, algo que creará armonía.

3.       La soledad puede afectar la oportunidad de involucrarse en una relación. A las almas viejas les resulta difícil salir y encontrar pareja ya que les gusta la privacidad y el aislamiento más que a otras personas. Pueden ser locuaces y tener mucho que decir, pero al ser introvertidos, estos individuos prefieren estar solos en lugar de estar en compañía de los demás. Por lo tanto, su introversión afecta su vida social de vez en cuando.

4.       Nunca se sienten como en casa y es que no se sabe con exactitud por qué el alma vieja reencarnó muchas veces en la Tierra y todavía tiene problemas para adaptarse. La sensación de no pertenecer a ningún lugar en particular es algo que está presente de manera constante.

5.       Tienen problemas confiando en su propia intuición. Las almas viejas tienden a pensar lógicamente, por eso, les resulta complicado confiar en su intuición. Estas personas recurren a la lógica cuando se trata de asuntos personales y profesionales. Desafortunadamente, esta es la razón por la cual no ven la oportunidad cuando ésta toca a su puerta.

6.       Las almas viejas son tercas y es difícil llegar a ellas y es que a diferencia de otras, tiene creencias que evolucionan lentamente con el tiempo. Tienden a identificar y aferrarse a una creencia hasta el final. Son muy tercos y es muy difícil influir en ellos.

7.       Entendieron lo que muchos todavía no pueden hace mucho tiempo. El mundo es el hogar de muchas almas recién nacidas que están experimentando la vida por primera vez. Las almas viejas son una minoría, y su manera de pensar y expresar es a menudo malentendida. Sus percepciones de la vida y los puntos de vista avanzados hacen que sea aún más difícil aceptarlas. Pero eso está perfectamente bien. Las almas viejas tienen la misión de ser pacientes con las almas nuevas, quienes con el tiempo, también alcanzarán su madurez.

91 Compartir

Déjanos un comentario :)