Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Científicos han creado un ratón que es 4% humano

26 mayo, 2020

Los científicos de la Universidad de Buffalo anunciaron que criaron una quimera de ratón humano con el mayor porcentaje de células humanas … cuatro por ciento. Algo que ha sorprendido a algunos e indignado a otros.

En este tiempo de pandemia cuando abundan las teorías de conspiración sobre cómo el virus pudo haber escapado de un laboratorio, todos los laboratorios y todos los experimentos genéticos se vuelven cuestionables … especialmente aquellos que involucran la creación de híbridos (descendientes de dos especies diferentes) o quimeras (un cuerpo con dos conjuntos de células y dos conjuntos de ADN).

Si bien los híbridos pueden aparecer en la naturaleza (piense en los legos (leones / tigres) y los zonkeys (cebras y burros), las quimeras son artificiales, es decir, hechas por el ser humano. El propósito aceptado para los experimentos de quimera humano-animal ha sido crear fuentes de órganos humanos para trasplantes. Sí, abundan las preguntas morales y éticas, pero al parecer nada detiene a la investigación en bien de la humanidad (Aunque a veces resulte todo lo contrario).

Investigadores de la Universidad de Buffalo y el Instituto del Cáncer Roswell Park inyectaron células madre humanas en embriones de ratón, las implantaron en hembras y una finalmente terminó con un 4 por ciento de células humanas, la mayor cantidad en la historia. Y esto no era solo una gota de células humanas: muchos de los ratones embrionarios que las contenían tenían células en el hígado, el cerebro, los ojos, el corazón, la sangre y la médula ósea.

“Estos eventos no afectaron la función o el bienestar de los ratones preñados o los embriones porque el ojo embrionario aún no era capaz de ver y el cerebro embrionario contenía muy pocas células neurales humanas que afectaran las funciones cerebrales del ratón embrionario”.

Los embriones de los ratones tuvieron que ser sacrificados para poder localizar y contar las células humanas y al parecer los investigadores no tenían ningún control sobre dónde terminaron las células humanas en el embrión. ¿Qué pasaría si todos se hubieran asentado en el cerebro del ratón? ¿Hubieran sido capaces de analizar ciertos detalles pequeños como lo hacen los seres humanos? ¿Qué opinas tú con respecto a estos experimentos?