El fósil de 4,800 años de una madre acurrucando y mirando amorosamente a su bebé

252 Compartir

Los arqueólogos han descubierto los restos antiguos de una madre joven y un niño pequeño abrazados de 4,800 años. El hallazgo notable fue encontrado entre los 48 restos hallados en tumbas en Taiwan, incluidos los fósiles de cinco niños.

Según los investigadores, la madre tenía solo 160 cm de altura, el infante en sus brazos mide 50 cm de alto, poco más de un pie y medio.

Los investigadores dicen que estas reliquias de la Edad de Piedra son el primer signo de actividad humana que se encuentra en el centro de Taiwan. Los investigadores se sorprendieron al descubrir el momento materno, y dicen que estas reliquias de la Edad de Piedra son el primer signo de actividad humana que se encuentra en el centro de Taiwan.

Preservado durante casi 5,000 años, el esqueleto encontrado en el área de Taichung muestra a una joven madre mirando al bebé acunado en sus brazos.

Los investigadores recurrieron a la datación por carbono para determinar las edades de los fósiles, que se remonta a la Edad Neolítica, un período dentro de la Edad de Piedra.

Pero de todos los restos encontrados en las tumbas antiguas, algo destacaba “Cuando fue desenterrado, todos los arqueólogos y miembros del personal se sorprendieron. ‘¿Por qué? Porque la madre estaba mirando al bebé en sus manos “, dijo Chu Whei-lee, conservador del Departamento de Antropología del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Taiwán.

Se cree que la madre estuvo tratando de proteger a su hijo durante un poderoso terremoto que azotó la provincia de Qinghai, en el centro de China, alrededor del 2.000 aC. Los expertos especularon que el sitio fue afectado por un terremoto y una inundación del río Amarillo.

Las fotografías de los restos óseos muestran a la madre mirando hacia arriba mientras se arrodilla en el piso, con sus brazos alrededor de su pequeño hijo. Los arqueólogos dicen que creen que su hijo era un niño.

252 Compartir

Déjanos un comentario :)