Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

El misterioso caso de los duendes de Hopkinsville

20 octubre, 2018

De entre todas las extrañas historias de ovnis, hay una que contiene grandes teorías de conspiración pero posee un buen número de testigo en comparación a otras y una inusual consistencia. Este es el caso de los duendes de Hopkinsville, una familia, una granja y un aparente ataque de origen desconocido.

El evento tuvo lugar en el otoño de 1955 en la granja de la familia Sutton, la cual está ubicada en el condado de Christina, Kentucky, cerca de la ciudad de Hopkinsville. Los eventos pasaron durante la tarde y en la mañana siguiente. Si bien hubo supuestos avistamientos de ovnis y extraños sonidos en el área, las criaturas de Hopkinsville hicieron su aparición solo en la granja de los Sutton y solo en aquella bizarra noche.

En el momento que ocurrieron los hechos, había un total de 11 personas en la casa. Siete de ellos eran adultos. Los Sutton estaban allí y tenían a otra familia visitándolos por un largo período de tiempo. Todos se estaban acomodando para la noche y hacían actividades domésticas regulares cuando de repente uno de los hombres indicó que veía algo raro en el cielo, pero claro, todo quedó en un simple comentario, eso hasta que se asomó por la ventana, lo que parecía ser una especie de ser que nunca antes habían visto. Los testigos entraron en pánico y se produjo un caos.

Las personas indicaron que la criatura medía poco más de 90 centímetros de altura, tenía orejas puntiagudas, piel metálica y manos con garras. Poseía, además, extremidades muy delgadas, particularmente en las piernas. Los hombres salieron a investigar y lograron ver uno en un árbol y otro en el techo de la casa. Les dispararon, pero las criaturas sobrevivieron a los ataques de rifle y escopeta a una distancia relativamente corta. Algunas fuentes indican que los hombres afirmaron escuchar un ruido metálico cada vez que alcanzaban con sus armas a algunas de las criaturas y el que estaba en el árbol, aparentemente se movilizaba sin tocar el suelo. Además, cuando la familia aún estaba en la casa, dichos seres no dejaban de asomarse por las ventanas, y se oyeron arañazos en el techo.

Finalmente, las personas no lograron aguantar más y acudieron a la policía. Varios oficiales fueron enviados a la granja y hallaron evidencia del esfuerzo de los hombres, incluyendo una ventana que se había roto cuando uno de los testigos disparó contra ella. Los oficiales también afirmaron haber escuchado ruidos que parecían tener una conexión con lo que uno de los hombres había visto en el cielo, un policía estatal, muy a parte de la situación, reportó los mismos ruidos alrededor de las 11 p.m.

La policía decidió retirarse cuando al parecer habían terminado con su investigación. Sin embargo, los testigos en el hogar indicaron luego que aquellos seres regresaron y se quedaron en el lugar hasta aproximadamente las 5 a.m. se pidió a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que investigara, pero no se encontraron pruebas suficientes para llegar a una conclusión. El caso todavía está listado como inexplicable.

¿Tú qué crees que visitó la granja de los Sutton en el año 1955?