Equetleo, el misterioso guerrero de alta tecnología que apareció en la antigua Batalla de Maratón

159 Compartir

Según los registros históricos, un misterioso guerrero apareció en el campo de batalla en el año 490 a.C. luchando del lado de los griegos contra los persas. El nombre que se le dio fue Equetleo.

Pausanias, en su libro “Ática” describe todo el incidente:

“Dicen que un hombre de apariencia de granjero estuvo presente en el lugar. Matando a muchos de los extranjeros (persas) con su mango de arado y desapareció después de la batalla. Cuando los atenienses le preguntaron al oráculo, éste les dio la orden de honrar al intrigante hombre como un héroe y los pobladores construyeron un monumento hecho de mármol blanco”

Herodoto también menciona a Equetleo y proporciona más detalles. Durante la batalla sucedió algo extraño, el soldado ateniense Epizilos perdió la visión de ambos ojos mientras luchaba, pero justo antes de perder este sentido, el soldado afirmó haber visto a un soldado alto con una barba muy larga que cubría su escudo y que sostenía un arma de la cual destellaba una luz muy brillante. El misterioso personaje pasó justo al lado de Epizilos matando a muchos enemigos, pero la luz sumamente brillante que salía de aquella arma, fue lo que dejó a Epizilios ciego. Al igual de Pausanias, Herodoto menciona que los atenienses preguntaron al oráculo de Delfos y éste respondió que simplemente debían honrar al guerrero usando el nombre de Equetleo.

El nombre dado por el oráculo puede proporcionar algunas pistas. El nombre Equetleo (ΕΧΕΤΛΑΙΟΣ o ΕΧΕΤΛΟΣ) se deriva de la palabra equetli (ΕΧΕΤΛΗ) que significa mango de arado. Si consideramos la forma de un arado que se asemeja a un rifle y tomamos las palabras de Herodoto como un hecho, tenemos ante nosotros la descripción de un arma que emanaba una luz mortal, entonces ¿De dónde vino este guerrero y por qué se puso del lado de los griegos?

159 Compartir

Déjanos un comentario :)