Escalofriantes leyendas urbanas alrededor del mundo

308 Compartir

Esas historias que muchas veces nos dejan la “piel de gallina” están esparcidas alrededor del mundo, cada una con una versión distinta o personajes totalmente inusuales, sacan el miedo más profundo de cada individuo y a pesar de ello, nos gusta escucharlas.

1.       Carne es muerte (Alemania): La leyenda dice que en Berlín hace muchos años, una mujer estaba caminando entre la multitud y divisó a un ciego luchando. Ella le ofreció su ayuda y él le indicó que estaba tratando de entregar una carta ¿La llevarías por mí? Le preguntó el hombre, a lo que ella respondió de manera afirmativa ya que iba a pasar por el lugar indicado en el sobre.

La mujer se fue caminando llevando la carta, pero volteó la mirada para asegurarse que el hombre estaba bien y logró verlo sin sus gafas ni su bastón corriendo por un callejón.

Ella comenzó a sospechar y avisó a la policía, cuando llegaron a la dirección indicada en la carta encontraron bolsas con carne humana y en la carta se podía leer: “Esto es lo que se servirá el día de hoy”.

El año 1947 fue conocido como el “Año del Hambre” en Alemania, un país recientemente diezmado por la Segunda Guerra Mundial. Las personas podían evitar el hambre con lo que sea que podían encontrar: perros, gatos, ratas, sapos, caracoles y de acuerdo a algunas leyendas, carne humana.

2.       La estatua de Lucifer (Filipinas): Satanás parado triunfante sobre el Arcángel Miguel es algo raro de ver en la Filipina Católica, pero esa es la inusual decoración de la tumba de Don Simeon Bernardo, quién ordenó que la estatua sea colocada en ese lugar el día de su muerte en 1934. Bernardo solía ser torturado y como resultado no tenía un bonito concepto de lo que era el mundo. La imagen mostrada sorprendió a los residentes, pero al fin y al cabo era sólo una estatua ¿o no? Los locales indicaban que la estatua era inicialmente más pequeña y había crecido con el paso de los años, otros indicaban que el demonio despertaba por las noches y volaba alrededor, motivo por el cual la imagen se encerró en una jaula de hierro forjado para evitar que escape.

La sorprendente verdad es que la estatua ha crecido, pero en una especie de profecía cumplida “a la fuerza” y es que debido a su naturaleza irreligiosa, la estatua dañada fue substituida por una versión levemente más grande en los años 70 y protegida por una gran jaula.

3.       Bajo la cama (Estados Unidos): Una jovencita está sola en casa y comienza a recibir extraños mensajes en su celular, ella ignora los mensajes y continúa mirando televisión, distrayéndose por un buen rato. Cuando los mensajes se vuelven amenazantes, ella llama a la policía, quienes al rastrear los mensajes le indican que provienen de alguien dentro de la casa. ¿Sólo una historia no tan macabra? Pues en el año 2014, una joven de 16 años comenzó a recibir escalofriantes mensajes de texto y  pensó que era todo una broma. Ella se fue a recostar y justo antes de quedarse dormida recibió un mensaje que decía: ¡Estoy en tu casa!

Un hombre había ingresado a la propiedad y estaba escondiéndose debajo de la cama, afortunadamente la policía logró capturarlo a tiempo.

4.       El Volga Negro (Polonia): El Volga Negro era un carro ruso clásico y representaba riqueza y estatus en los Estados Soviéticos durante la Guerra Fría. Se dice que alguna vez se vio uno acechando las calles de Varsovia y las personas huían porque se decía que la gente dentro del coche secuestraba niños, aunque nunca se vio quien iba manejando.

Una historia sugirió que el líder soviético Brezhnev estaba mortalmente enfermo y requería de sangre joven para mantener su dominio sobre el imperio. Los Volgas, los cuales se asociaban con oficiales soviéticos, salían para raptar niños y extraerles la sangre. Otras versiones indicaban que la sangre era vendida a árabes adinerados para curar leucemia.

También se hablaba de vicarios, monjas, satanistas e incluso el mismo demonio manejando el auto para hacer desaparecer a los niños.

5.       Kuchisake-Onna (Japón): Si algo sabemos es que Japón nunca decepciona cuando se trata de aterradores mitos y cuentos de fantasmas. Kusichake- Onna es el espíritu maligno de una mujer que usa una máscara quirúrgica, ella aparecerá frente a ti y te preguntará: ¿Soy bonita? Si dices no, te matará en el acto. Y si dices “Si”, se removerá la máscara que lleva para revelar sus escalofriantes labios los cuales están cortados de extremo a extremo y volverá a preguntarte: ¿Y ahora? Si esta vez respondes con “No” te cortará por la mitad pero si dices “Sí” te cortará los labios para que luzcas como ella.

Esta historia causó pánico entre la población a finales de los años setenta e incluso las escuelas organizaban a los estudiantes para que vayan a sus casas en grupos por el temor que sentían a ser atacados por el horripilante fantasma.

Estas son algunas leyendas alrededor del mundo ¿Cuál es la historia que identifica al lugar donde vives?

308 Compartir

Déjanos un comentario :)