Esta máscara del Carnaval de Venecia tiene un origen realmente oscuro

190 Compartir

Cada año, cuando la hermosa ciudad de Venecia celebra su Carnaval, miles de italianos y turistas en general visten inusuales máscaras y disfraces imitando el estilo de la Europa medieval. Muchas de las máscaras y trajes usados en el evento tienen su propio pasado misterioso, y una máscara en particular, la del Doctor de la Peste medieval, podría ser la más espeluznante de todas.

Vivir en la Edad Media era vivir hambre y sufrimiento. En el año 1348, la violenta pandemia de la peste negra descendió sobre Europa, albergada por ratas y pulgas que viajaban por la Ruta de Seda desde China. La primera oleada de la peste aniquiló a más de 20 millones de europeos. La plaga siguió asolando el continente por más de 50 años. En 1400, ya había cobrado la vida de aproximadamente 150 millones de víctimas, reduciendo la población europea en casi un tercio.

La Peste Negra causó pánico en toda la Europa Medieval. La Edad Media vio pocas mejoras en la medicina, y una vez que la plaga reveló su naturaleza mortal y viral, los médicos experimentados fueron los primeros en darse cuenta de que lo más inteligente que podía hacerse era huir de ella. Los tratamientos médicos no lograron curar o retrasar la progresión de la pandemia y muchos remedios actuaron como catalizadores, extendiendo la plaga a más y más personas.

Mientras los médicos expertos huían o perecían por la enfermedad, las ciudades europeas se apresuraron a contratar ayuda médica para detener la propagación de enfermedades y aliviar el sufrimiento de los afectados por la peste. Los reemplazos vinieron en la forma de Medico della Peste, o el Doctor de la Peste. De estos hombres, algunos eran médicos mediocres mientras que otros no eran médicos en lo absoluto. Eran impostores que buscaban ganancias, cosechando los beneficios de la muerte. Estos doctores de la Peste llegarían a convertirse en un símbolo del perecimiento y una imagen poderosa que refleja solemnemente esa horrible era.

Los deberes que realizaban estos médicos variaron desde la aplicación de tratamientos a los afectados, hacer el conteo de fallecidos y realizar autopsias. Su relación con la muerte los convertía en figuras intimidantes, pero sin duda lo que los convirtió en una visión de terror, fue la vestimenta que utilizaban, ya que vestían prendas oscuras de lienzo recubierto de cera para asegurarse de que cada parte de su cuerpo estuviera protegida de enfermedades infecciosas, llevaban un sombrero, una capucha de cuero y una máscara atada a la cara. La máscara es sin duda la figura más emblemática de la peste negra. Estas máscaras de cuero se asemejaban a largos picos de pájaros y estaban diseñadas para contener fragancias, protegiendo de la enfermedad.

El enigmático disfraz es tomado hoy en día como un símbolo de fiesta ya que muchos asistentes al Carnaval lo usan cada año. Las máscaras son populares debido a la forma elegante y curiosa, la pregunta es ¿Todos aquellos que la usan, conocen realmente su oscuro pasado?

190 Compartir

Déjanos un comentario :)