Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Este es uno de los felinos más misteriosos de todos

6 mayo, 2020

No hay ninguna duda de que el Reino Unido ha tenido, durante un número significativo de décadas, un número igualmente significativo de reportes sobre felinos inusuales, y es que hay casos que sugieren que al menos una parte estos avistamientos tienen su origen en el dominio de lo sobrenatural.

Uno de esos casos, particularmente memorable y extraño, le ocurrió a un hombre llamado James. Un bombero, ahora retirado, que se encontró con una extraña criatura en una brillante mañana de verano en el año 1978. Según James, el día en cuestión estaba caminando tranquilamente con su perro de raza spaniel, Sammy, en las colinas de Haldon, que ofrecen una vista amplia de la zona, incluida la cercana ciudad de Exeter, Inglaterra.

Mientras James y Sammy daban un agradable paseo por las colinas se encontraron con un animal muy extraño. Fue Sammy quien alertó a James sobre el hecho de que algo raro estaba por suceder. El cachorro detuvo su caminata por completo y comenzó a gruñir. Estaba claro que había captado algo inusual. Al principio, James pensó que tal vez Sammy había captado el aroma de un conejo o un zorro, aunque, como el hombre admitió, Sammy no había reaccionado así antes cuando los conejos estaban cerca.

En segundos, la causa del comportamiento del can se hizo evidente: a unos cincuenta o sesenta pies de distancia, un gran animal negro se levantó de la hierba profunda. Al principio, James supuso que era un labrador negro, pero no. AL observarlo por unos segundos, James se dio cuenta de que lo que caminaba hacia él y su fiel mascota era un gran gato negro que se parecía a un león de montaña. Sammy se mostraba sumamente asustado y el corazón de James comenzó a latir con fuerza. Cuando el animal llegó a un punto más cercano, a unos seis metros de la pareja aterrorizada, sucedió algo que provocó aún más terror: el enorme gato se alzó sobre sus patas traseras; Eran patas que parecían cambiar físicamente al transformarse de un animal de cuatro patas a uno bípedo y de repente se desvaneció.

Otra historia bastante extraña reporta que una mujer afirmó haber visto, en 1989, en el corazón del bosque Cannock Chase de Inglaterra (un lugar conocido por sus vínculos con la actividad paranormal), un enorme gato negro, mientras paseaba en un caluroso día de verano. Estaba dirigiéndose por una pista muy gastada cerca del pueblo de Milford cuando afirmó que vio un animal que parecía estar transformándose en un gran perro negro. El animal la asustó simplemente con la mirada por un momento y luego se alejó y desapareció entre la maleza.

Otro informe, esta vez proveniente de una mujer de nombre Eileen Allen señaló que vio lo que parecía ser una “gran pantera negra”, mientras estaba visitando la misma área del caso anterior en la última parte de 1996. El asombro abrumador de ver a la inmensa bestia mirando fijamente en la dirección de Allen, fue nada comparado con el terror absoluto que sintió cuando la criatura desapareció repentinamente, y queremos decir que literalmente desapareció, en el aire, en medio de un sonido que Allen describió como “un crujido eléctrico”. Como era de esperar, Allen no se quedó y rápidamente abandonó el bosque. Hasta el día de hoy, ella nunca ha regresado; ni tampoco tiene planes de hacerlo en el futuro.

Por otro lado, hasta ahora nadie sabe de qué animales o animal se trataban aquellas apariciones, pero todos coinciden en la apariencia y forma de desaparecer, algo que inquieta mucho a los amantes de la criptozoología.