Estos aborígenes australianos llevan el ADN de una especie “humana” desconocida

240 Compartir

Una nueva investigación ha revelado detalles fascinantes sobre aborígenes australianos e isleños del Pacífico, que según los expertos, transportan material genético de una especie humana desconocida.

La nueva investigación sugiere que las personas de Papúa Nueva Guinea y el noroeste de Australia, poseen rastros de ADN de una especie humana extinta no identificada, algo que ha dejado perpleja a la comunidad científica.

En el año 2016, investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard publicaron los hallazgos de un exhaustivo estudio del genoma humano de todas las áreas del mundo, y descubrieron algo asombroso sobre la población aborigen australiana ya que parecen tener marcadores genéticos que indican que son descendientes de una especie humana aún no identificada.

“Nos falta una población, o estamos malinterpretando algo sobre sus relaciones”, indicó Ryan Bohlender, un genetista estadístico de la Universidad de Texas.

Se cree que hace 100, 000 y 60, 000 años, nuestros antepasados emigraron de África y entraron en contacto con especies de homínidos que habitaban la tierra de Eurasia. Los expertos creen que este contacto dejó una marca en nuestra especie que todavía está presente hoy.

“Nuestro objetivo principal es entender cómo nuestra raza llegó al punto en el que está, pero para poder hacerlo, primero debemos estudiar el ADN de las tribus antiguas” explicó Mallick Swapan, científico líder del estudio y un experto que ha estudiado los orígenes del genoma humano durante la mayor parte de su carrera.

Explicó que el estudio reunió los datos genéticos de 142 poblaciones humanas diferentes diseminadas por todo el mundo que hasta el momento estuvieron subrepresentadas en los estudios a gran escala.

Según Swapan, la revelación más increíble de este nuevo estudio es que el código genético de los aborígenes australianos muestra que llevan los marcadores de ADN que indican el cruce antiguo con una especie “humana” desconocida.

Aunque inicialmente se sospechó que los marcadores de ADN inusuales podrían indicar que los ancestros aborígenes se cruzaron con la esquiva especie antigua conocida como Denisovans, está en hipótesis resultó ser incorrecta.

Después del análisis, los científicos descubrieron que los marcadores de ADN eran distintos de los marcadores de Denisovan, lo que los llevó a la conclusión de que habían encontrado rastros de una forma completamente nueva de especie humana antigua.

Se sabe que los pueblos originarios de Australia son descendientes de las primeras personas que llegaron al continente desde África hace unos 50, 000 años. Se ha supuesto que los aborígenes fueron aislados del resto del mundo durante miles de años y, por lo tanto, los científicos pensaron que su código genético sería relativamente homogéneo.

Sorprendentemente, este no fue el caso.

“Las firmas genéticas de un aborigen australiano del este y oeste de Australia son tan diferentes como las de una persona de Europa y una persona asiática” indicó Swapan.

La increíble diversidad en el código genético de los pueblos originarios de Australia, además del peculiar marcador genético que indica que se cruzaron con una especie humana desconocida en el pasado, indica que todavía hay mucho más por descubrir sobre la historia antigua de la humanidad.

240 Compartir

Déjanos un comentario :)