Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Hallan una antigua carroza casi perfectamente conservado cerca de Pompeya

3 marzo, 2021

Un grupo de arqueólogos italianos hicieron un hallazgo “excepcional” cerca de Pompeya al descubrir una antigua carroza que estaba casi perfectamente conservado. El carruaje de cuatro ruedas estaba hecho de hierro, bronce y estaño.

La carroza ceremonial fue hallado cerca de los establos en una antigua villa en Civita Giuliana, aproximadamente a 700 metros de las murallas de Pompeya. Es sorprendente que el carruaje estuviera tan bien conservado desde que la ciudad fue sepultada por cenizas volcánicas después de la erupción del Vesubio en el 79 d.C.

MIRA TAMBIÉN:

Las altas ruedas de hierro del carruaje estaban conectadas a un avanzado sistema mecánico. La carrocería del vehículo contenía exquisitas decoraciones con láminas de bronce grabadas, medallones que representaban escenas simbólicas y paneles de madera pintados. Se han descubierto otros vehículos en el área que se usaban para trabajo o transporte, pero este fue el primero que se encontró con fines ceremoniales. Massimo Osanna, quien es el director saliente del sitio arqueológico de Pompeya, dijo: “Este es un descubrimiento extraordinario que avanza nuestra comprensión del mundo antiguo”, y agregó: “Lo que tenemos es una carroza ceremonial, probablemente el Pilentum al que se refieren algunos fuentes, que no se empleó para el uso cotidiano ni para el transporte agrícola, sino para acompañar las festividades, desfiles y procesiones de la comunidad”.

Los funcionarios declararon que el carruaje estaba muy bien conservado porque estaba protegido del techo derrumbado y las paredes de la estructura. Además, los saqueadores y ladrones cavaron túneles a través del sitio pero no dañaron el carruaje. Cuando la policía encontró los túneles ilegales en el 2017, fue cuando también descubrieron la villa. Luego, el 7 de enero de este año, una pequeña parte del carruaje fue visible debajo del material volcánico que se acumuló en el pórtico de dos pisos. Curiosamente, el descubrimiento se hizo alrededor de la misma área donde dos hombres fueron desenterrados el año pasado (se creía que eran un hombre rico y su esclavo tratando de escapar de la erupción). Los dos hombres, que estaban acostados uno al lado del otro de espaldas, fueron encontrados bajo una capa de ceniza gris que tenía al menos 2 metros de profundidad. Sus restos estaban tan bien conservados que el tipo de ropa que vestían cuando murieron aún era visible.

En este momento, se han descubierto aproximadamente dos tercios de Pompeya, por lo que los arqueólogos pueden encontrar descubrimientos más increíbles en un futuro cercano. Dario Franceschini, quien es el ministro de cultura de Italia, lo dijo mejor al afirmar: “Pompeya continúa sorprendiéndonos con sus descubrimientos y lo hará durante muchos años, con 20 hectáreas aún por excavar”.