Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Hombre convierte su pierna amputada en una lámpara y la vende por ebay

18 agosto, 2020

Para una persona normal, perder una pierna probablemente sería una de las cosas más devastadoras imaginables, pero claro, las reacciones ante una tragedia similar pueden variar mucho, desde personas que lo lamentan por un largo periodo de tiempo hasta aquellos que aprovechan la situación de una forma inusual. Este es el caso de Leo Bonten, quien, al perder su pierna decidió no lamentarse y crear algo que algunos dirán que es muy creativo mientras otros simplemente lo considerarán extremadamente inaceptable.

Leo Bonten se rompió la pierna en un accidente en una piscina. Sin embargo, la herida se infectó tanto que los médicos no tuvieron otra opción que amputarla.

Ante ello, y por algunos problemas financieros, Bonten decidió convertir su pierna en una lámpara y ofrecerla al mejor postor en la popular página de comercio eBay, con una suma que empezaba en 80,000 dólares, esperando que algún millonario excéntrico lo adquiera, sin embargo, dejó de promocionar su inusual producto ya que violaba las políticas del sitio, el cual prohíbe la venta de partes del cuerpo humano.

La pierna derecha de Bonten fue extirpada quirúrgicamente después de que desarrolló una infección grave luego de un accidente en la piscina.

Las bacterias producidas se dirigieron a la articulación de su rodilla y le comieron el hueso, dejándolo con una extremidad rígida y muerta que necesitaba ser amputada.

Cuando conversó sobre la operación con los médicos, mencionó que tuvo un “destello de inspiración” para convertir su extremidad en una lámpara.

Los médicos inicialmente descartaron la idea, diciendo que el hospital era responsable de la eliminación de la pierna y que sería incinerada. Pero Bonten luchó contra la decisión y finalmente se le dio luz verde para mantenerla.

Ante esto, y con la ayuda del diseñador de iluminación Willem Schaperkotter, la extremidad fue convertida en una lámpara fijándola en una sustancia química de nombre formaldehído dentro de un gran recipiente cilíndrico, y finalmente quedó la macabra lámpara.

Y tú ¿te animarías a comprar un artículo similar?