Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

El increíble Monstruo Tully

1 febrero, 2017

En el verano de 1955, cuando Francis Tully partió hacia una excursión para excavar fósiles a unos 50 kilómetros al sur de Chicago, no tenía ni la más mínima idea que su nombre quedaría grabado en la historia paleontológica ¿El motivo? El descubrimiento de una especie totalmente inusual.

“Yo pondría al monstruo Tully en la parte superior de la escala de especies raras” indicó la paleontóloga Victoria Mc.Coy de la Universidad de Leicester al referirse a esta especie bautizada como “Monstruo Tully” y es que basta con darle un vistazo a las imágenes de reconstrucción sobre la posible apariencia de esta criatura para darnos cuenta del porqué su nombre lleva la palabra “Monstruo”, una especie de cuerpo rechoncho con ojos extendiéndose a cada lado de la cabeza y un hocico en forma de trompa que terminaba en forma de garra conteniendo dos temibles filas de dientes. Al escucharlo o verlo podría parecer una broma de mal gusto, pero no se equivoquen, el Monstruo de Tully realmente existió y llegó a ser un grande y astuto depredador en sus tiempos.

A pesar de su descubrimiento en 1955, tuvieron que pasar alrededor de 60 años para que se pueda determinar la especie a la que pertenecía y definir su apariencia, algo que se concretó en el año 2016 gracias a diversos estudios morfológicos que, a diferencia de lo que se pensaba, el Tullimonstrum Gregarium (Su nombre científico) no era una especie invertebrada, sino estaba bastante relacionada con las Lampreas que hoy en día conocemos “Se alimentaba agarrando cosas con su trompa y ayudándose un poco con su lengua. No sabemos qué comía o si se trataba de un depredador  o carroñero” indicó Mc. Coy.

¿Y tú, que opinas del Monstruo Tully?