Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

INUSUAL! Se ha cerrado el agujero en la capa de ozono en el Ártico

3 enero, 2021

Tan repentinamente como se formó, el agujero en la capa de ozono se ha cerrado. El agujero de ozono más grande que se haya abierto sobre el Ártico ahora está cerrado. Los científicos que monitorean el agujero “sin precedentes” en el Servicio de Monitoreo Atmosférico de Copérnico ( CAMS ) anunciaron el cierre la semana pasada.

A pesar de que la cuarentena por coronavirus conducen a una reducción significativa de la contaminación del aire , los investigadores dijeron que la pandemia probablemente no fue la razón del cierre del agujero de ozono.

“En realidad, el COVID19 y los bloqueos asociados probablemente no tuvieron nada que ver con esto”, tuiteó CAMS el  domingo. “Ha sido impulsado por un vórtice polar inusualmente fuerte y de larga duración, y no está relacionado con cambios en la calidad del aire”.

Ahora que ha terminado el intenso vórtice polar, el agujero de ozono se ha cerrado. CAMS dijo el lunes que no espera que ocurran las mismas condiciones el próximo año.

De acuerdo con el Servicio de Monitoreo de Atmósfera Copernicus, el agujero que se encontraba en el Ártico se cerró. A través de un tuit, explicaron lo siguiente.

“El vórtice se dividió, permitiendo la irrupción de aire rico en ozono en el Ártico, un ciclón persistente a gran escala en la zona ubicado en la media y alta troposfera y la estratosfera”

Mira también:

A principios de este mes, científicos de la Agencia Espacial Europea dijeron que el extraño agujero cubría un área aproximadamente tres veces el tamaño de Groenlandia. Esperaban que se curara a medida que aumentaban las temperaturas, rompiendo el vórtice polar ártico y permitiendo que el aire empobrecido en ozono se mezclara con aire rico en ozono de latitudes más bajas.

Después de firmar el Protocolo de Montreal en 1987, 197 países acordaron eliminar gradualmente químicos como los clorofluorocarbonos para proteger el ozono de mayores daños, lo que ha contribuido a una disminución en el tamaño del agujero sobre la Antártida. Sin esas regulaciones, el agujero de ozono en el Ártico este año podría haber representado una amenaza para la salud humana.

“No sabemos qué causó que la dinámica de las olas sea débil este año”, dijo Newman. “Pero sí sabemos que si no hubiéramos dejado de poner clorofluorocarbonos en la atmósfera debido al Protocolo de Montreal, el agotamiento del Ártico este año habría sido mucho peor”.