Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Jeff Bezos quiere reclutar a un billón de personas para que vivan en el espacio

6 marzo, 2019

¿Qué podría pedir el hombre que lo tiene todo? Transformar a la humanidad en una civilización que viaja por el espacio, y la inmortalidad que viene con ella. Jeff Bezos, fundador de Amazon, habló recientemente en un evento, accerca de sus ambiciones de colonización espacial con su compañía Blue Origin. En el evento, Bezos describió su visión para el futuro que, según él, ve a un inmenso número de personas viviendo en el espacio, una sociedad llena de “Einsteins y Mozarts” y una Tierra cuya belleza se ha preservado moviendo industrias pesadas fuera del mundo “Pero si queremos lograr esto, tenemos que salir al sistema solar. Tienes que obtener más de la salida del sol y tenemos que usar todos los recursos que se encuentran en el espacio, en términos de minerales y no solo de energía. Y eso es muy factible, pero tenemos que empezar ya”

A diferencia de Elon Musk, quien también está profundamente involucrado en la multimillonaria carrera espacial, Bezos no cree que debamos colonizar otros planetas, a cambio de ello, indica que deberíamos construir colonias espaciales en enormes naves.

En lo que se refiere a nuestro planeta, Bezos indica que el objetivo de construir una civilización espacial es protegerlo. Si permanecemos aquí no tendríamos más remedio que explotar todos los recursos finitos, pero en el espacio eso no importará “En última instancia, lo que sucederá es que la Tierra se dividirá en zonas residenciales y de industria ligera. Tendremos universidades, etc. Pero no haremos industria pesada”. 

Este tipo de ideas en muchos casos genera controversia y desconfianza entre las personas que tan solo podemos observar cómo se desarrollan estas industrias, pero hay algo singularmente hermoso de soñar con las estrellas. Para citar al astronauta David Scott cuando estaba parado en la superficie de la Luna “Al estar de pie aquí en las maravillas de lo desconocido en Hadley, me doy cuenta de que hay una verdad fundamental en nuestra naturaleza, el ser humano debe explorar, y esto es la exploración en su máxima expresión. Porque cuando miro a la Luna no veo un mundo hostil y vacío. Veo el cuerpo radiante donde el hombre ha dado sus primeros pasos en una frontera que nunca terminará”