La escalofriante tripofobia ¿Por qué algunas personas no soportan mirar un patrón de figuras juntas?

166 Compartir

¿Sientes que los vellos se te erizan cuando ves ciertas imágenes? No cualquier imagen, claro está, sino patrones de figuras geométricas muy juntas, sobre todo aquellos pequeños hoyos que podemos encontrar en objetos como en un panal de abejas; si tu respuesta es afirmativa, si al observar este tipo de figuras te empiezas a sentir mal, sientes escozor o te falta el aliento, podrías estar sufriendo de una condición conocida como tripofobia.

Esta condición fue noticia por primera vez en el año 2005, y aunque a algunos les parezca algo tonto, se cree que afecta al 20% de la población mundial y por lo tanto ganó rápidamente la atención que merece. En los últimos 40 años, Arnold Wilkins, profesor emérito de psicología en la Universidad de Essex en el Reino Unido, ha estado estudiando las respuestas que las personas presentan cuando se les presenta patrones repetitivos.

El primer paciente que estudió fue un canadiense en Montreal en la década de 1970 “Me pidieron que fuera a ver a un paciente que tenía convulsiones cuando miraba varias líneas juntas, algo que claramente resultaba muy extraño” cuenta Wilkins.

Además explica que la incomodidad asociada provoca una mayor “oxigenación de la parte visual del cerebro”. Como su cerebro está en sobremarcha, puede conducir a una sobrecarga visual. Él también cree que la condición es un elemento evolutivo real “Las imágenes tripófobas tienen las mismas características que las marcas en los animales venenosos, puede haber un temor bastante fundamental involucrado en este tipo de marcas” indica.

Y tú ¿Crees que sufres de tripofobia o conoces a alguien que padece esta condición? Recuerda que no sólo se trata de sentirse algo incómodo o sentir asco, una fobia envuelve síntomas muchos más serios.

166 Compartir

Déjanos un comentario :)