La macabra tripulación fantasma del vuelo 401

521 Compartir

Habla con alguien sobre fantasmas e inevitablemente aparecerán en la mente imágenes de casas abandonadas, antiguas o en condiciones deplorables. Las personas de aspecto espectral con risas maníacas o que arrastran cadenas son otra imagen popular que las personas a menudo tienen sobre espíritus. Un avión de pasajeros no es algo que se nos ocurra de inmediato; excepto para aquellos que conocen el vuelo 401 de Eastern Air Lines.

El año 1972 estaba llegando a su fin cuando un vuelo de rutina de Nueva York a Miami                partió a las 9:20 p.m. a cargo del piloto veterano con 30 años de experiencia, el Capitán Bob Loft. Los otros miembros de la tripulación de vuelo fueron el primer oficial John Stockhill, ingeniero de vuelo y Donald Luis Repo, mecánico e ingeniero de vuelo. Había 10 asistentes de vuelo en cabina principal atendiendo a 163 pasajeros. El vuelo 401 de Eastern Air Lines no encontró problemas mientras volaban entre las dos ciudades.

PROBLEMAS A BORDO

La cadena de problemas del vuelo 401 comenzó con el acercamiento a Florida dos horas después de la partida. El avión, un jet Lockheed L-1011-1 Tristar, parecía tener un problema con la parte delantera de la nariz. La señal dentro de la cabina no se había iluminado como debería. A pesar de los intentos de la tripulación de bajar el tren de aterrizaje, no apareció la señal de que estaba bajo y bloqueado. Loft abandonó el aterrizaje e informó al Control de Tráfico Aéreo sobre el problema.

A bordo del avión, todos los miembros de la tripulación trabajaron exclusivamente para tratar de solucionar el problema. Con el piloto automático involucrado, dos miembros de la tripulación desmantelaron la luz de mal funcionamiento. El tercero, Repo, trató de obtener una visión del engranaje. Era bastante posible que el tren de aterrizaje estuviera en la configuración correcta.

La falta de confirmación por parte de la señal de luz de aterrizaje interior consumió toda la atención de la tripulación, por lo que ninguno notó que uno de ellos había desconectado accidentalmente el piloto automático. Peor aún, ninguno de ellos notó que el avión había perdido altitud considerablemente. Fuera del avión, no había muchas señales visuales y las luces de la ciudad no se divisaban.

IMPACTO EN EL EVERGLADES

La tripulación finalmente notó que la situación, pero no lograron evitar la desgracia. El vuelo 401 impactó en los Everglades a más de 200 mph. De acuerdo con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, el fuselaje principal se dividió en cuatro secciones principales y muchas otras piezas más pequeñas en el impacto. Esto mató al Primer Oficial al instante. El combustible de aviación ardiente engulló la aeronave mientras atravesaba el pantano. El desastre de este vuelo sigue siendo uno de los peores en la historia de la aviación estadounidense.

 

APARICIONES DE BOB Y DON

No pasó mucho tiempo del devastador accidente, cuando comenzaron a surgir historias en la comunidad Eastern Air Lines de encuentros inexplicables con algunos de los tripulantes del vuelo 401. Las tripulaciones de vuelo y los pasajeros de otros aviones similares en la flota de la aerolínea reportaron historias de avistamientos de Bob Loft y Don Repo. Al principio, los testigos solo informaban que los habían visto de pie en los pasillos, ocupando espacios de la cocina y la cabina.

Los informes comenzaron a adquirir un matiz mucho más siniestro, al menos a los ojos de los testigos involucrados. Esta testigo, una pasajera, describió a una persona que parecía estar embarrada de cenizas sentada en uno de los asientos. Ella lo describió como aturdido e indiferente. Estaba tan preocupada por su apariencia que llamó a un asistente para investigar más. El hombre desapareció ante sus propios ojos y lo de varios otros pasajeros. El testigo original estaba angustiado por lo que varios de los tripulantes de cabina tuvieron que contenerla por la fuerza. Tomó un tiempo para que la pasajera finalmente se calme. Le mostraron diversas fotografías de los miembros del personal de vuelo del accidente y ella señaló a Don Repo.

Este no fue el único avistamiento registrado. Otro vuelo fue sometido a controles previos al vuelo cuando vieron a Bob Loft recorriendo el tren de aterrizaje. Loft incluso habló con el equipo de tierra, insistiendo en que no necesitaban controles ya que él ya las había hecho. El piloto de este vuelo estaba tan nervioso por el suceso que tuvo que cancelar el vuelo.

EL MECÁNICO HACE SUS RONDAS

El capitán Bob Loft a menudo es señalado como el tema notorio de estas apariciones, pero la verdad es que Don Repo es mucho más activo y más atestiguado. Una vez, una azafata insistió en que vio a un ingeniero trabajando para reparar un horno. Cuando el único ingeniero a bordo oyó esto, negó rotundamente haber arreglado el horno indicando que ni siquiera era necesario repararlo. Al igual que pasó en otras situaciones la azafata reconoció a Don Repo cuando le mostraron las fotografías de las víctimas.

La tragedia ocurrida con el vuelo 401 fue sin duda aterradora y lamentable, mientras tanto, los recuerdos de la fallecida tripulación parecen querer permanecer a pesar del paso del tiempo viviendo una y otra vez aquellos momentos antes de perder la vida.

521 Compartir

Déjanos un comentario :)